20 de septiembre de 2013 / 01:20 a.m.

El volante camerunés Achille Emana, del Cruz Azul, manifestó que en el partido de mañana ante Tijuana, válido por la fecha 11 del Torneo Apertura 2013 de la Liga MX, espera jugar más de los 30 minutos que acumula hasta ahora.

"Lo único que me falta es jugar, espero que el técnico Guillermo Vázquez Herrera, me dé más minutos de los que he jugado ya, para poder demostrar un poco. Me falta jugar y aportar un poquito más, si son pocos minutos voy a tratar de mostrarme".

Recién llegado al balompié mexicano, el mundialista en Sudáfrica 2010, hizo su debut en la fecha nueve ante Toluca, donde jugó los nueve últimos minutos del choque donde la Máquina venció 2-1 a domicilio a los escarlatas y en la jornada 10, en casa ante Tigres, ingresó para los 21 últimos minutos del duelo que los celestes cayeron 0-1.

No puso objeciones al hecho de que el partido de mañana se disputará en cancha de pasto sintético, donde el bote del balón es más vivo. "Nosotros vamos para ganar tres puntos, entonces que sea sintética o de tierra, nosotros somos futbolistas profesionales y tenemos que adaptarnos".

En charla con reporteros en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), previo a viajar hacia la frontera para el partido contra Xoloitzcuintles, el refuerzo celeste admitió que su adaptación a las condiciones de la Ciudad de México, donde hay dos mil 240 metros sobre el nivel del mar, no ha sido sencilla.

"Me ha afectado un poquito la altura, pero estoy agarrando un poquito más de resistencia, con el tiempo, a ver lo que va a pasar".

Hasta ahora no sabe si el problema que llevará al volante Pablo Barrera al quirófano a una tercera operación de rodilla le abra el camino a mayor actividad, además de lamentar lo de su compañero.

"No me ha dicho nada, yo lo único que tengo que hacer es seguir trabajando e intentar ganarme un sitio", dijo respecto a si ya sabía que jugará mañana ante los "Xolos".

Y enseguida tocó el tema de la baja de Barrera. "A nadie nos alegra de tener a un compañero lesionado y lo de Pablo Barrera, es un poquito más duro, porque estuvo parado seis meses y quería jugar y va a tener que parar otra vez y no es muy fácil. Nosotros tenemos que apoyarlo y lo más seguro es que estos partidos se los vamos a dedicar".

Notimex