— MARILÚ OVIEDO
3 de septiembre de 2013 / 07:09 p.m.

La madre de familia llegó a tierras de Nuevo León desde Guerrero en busca de encontrar a su ser querido, para tener tranquilidad; ansiosa espera tener una respuesta positiva y confía en las autoridades que desde ayer iniciaron con los trabajos de localización.

Dijo que en la presa de La Boca se buscan otros tres jóvenes, ya que la última vez que se tuvo razón de los mismos se encontraban en ese lugar.

""Ayer fue el primer día y obviamente todavía no se puede decir nada, pero vamos a esperar hasta que termine la búsqueda, porque lo que se están buscando no son cuerpos, son restos y al encontrarse tendrían que hacerse las pruebas de ADN es un proceso largo. Eso, para mí, me hace tener un poco de esperanza de encontrar a mi hijo en las condiciones que se encuentre.

""Los muchachos se desaparecen, la última llamada que hace mi hijo con su hermano es ahí en la presa, que está diciendo que están saliendo y después de bastante tiempo que ha pasado hay evidencias que pues como ustedes saben el crimen organizado está en el estado de Nuevo León y había unas personas muy cerca de donde ellos salen de la presa"".

""Las evidencias, no se las puedo decir obviamente porque no ha terminado la búsqueda, que surgen y primero para mí era importante que empezaran a buscar, pero con evidencias científicas y entonces ahora que la PGR se decidió a hacerlo, pues ellos ya tienen información que tampoco puedo revelar, pero que de alguna manera indican y que de alguna manera quieren estar seguro si hay algo en la presa"", refirió.

Julia Alonso Carvajal comentó que para que las autoridades le hicieran caso han pasado muchas cosas, entre ellas el hacer huelga de hambre frente a la oficina del ahora ex secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, como medida de presión para que se revisaran los casos de desaparición de sus hijos.

Sin embargo, manifestó que en Nuevo León no se vio apoyo, ni se ha visto para decenas de madres de familia que desesperadas quieren encontrar a sus hijos.

""En noviembre de 2012 yo hago una huelga de hambre de 10 días, se compromete el gobierno que salía de Felipe Calderón y entra el nuevo gobierno, entonces al entrar el nuevo gobierno, pues no veía yo que hubiera avances ni nada, entonces decido yo con mi familia, seguir y exigir, porque de otra manera ya no podíamos seguir esperando a que el gobierno de Nuevo León tomara cartas en el asunto, son cinco años ocho meses y no se ha podido lograr nada.

""Ahorita lo que se está buscando son restos de osamenta, porque son cuatro muchachos y si los asesinos hicieron algo, tienen que ser huesos, pero de alguna manera tienen que ser buscados y que el estado de Nuevo León debería de brindar seguridad a sus ciudadanos, hay muchas madres en Nuevo León que están clamando por encontrar los restos de sus hijos"", concluyó.

Desde ayer, elementos de la Procuraduría General de la República se encuentran en la presa de La Boca buscando restos de los jóvenes desaparecidos que fueron vistos por última vez el 12 de enero de 2008, mientras paseaban en una embarcación del lugar.

 

Se trata de localizar los restos de Julio Alberto López, Oscar Chavana Leal, Daniel Treviño Rodríguez y Leonardo Garza González.

Los agentes de la Ciudad de México se apoyaron con agentes de la Policía Federal, la Ministerial y buzos de Bomberos de Nuevo León, para tratar de localizar cualquier vestigio.