5 de diciembre de 2013 / 07:30 p.m.

Luego de que se denunciará que elementos de la policía habían "sembrado" droga en el bar “El Catrín”, para que así clausuraran el, lugar se busca que la Procuraduría de la resolución sobre si le regresarán el establecimiento.

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, comentó que se pondrá todas las pruebas a disposición de la autoridad investigadoras.

El día de ayer el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz invitó al propietario del antro ?el Catrín? a que denuncie formalmente ante la Procuraduría General de Justicia el presunto delito que cometió un policía municipal de Monterrey durante un operativo al interior del establecimiento.

De acuerdo a Abel Ocañas, propietario del negocio ubicado en la zona Tec, un uniformado ?sembró? droga en la barra para argumentar que ahí se vendía droga y motivar la clausura que finalmente se dio por diversas cuestiones.

 

Según la versión del municipio de Monterrey, los policías y marinos que participaron en la inspección del pasado sábado, actuaron de manera legal y se dio cuenta de ello al Ministerio Público.

Redacción con información de Marcial Pasaron