18 de junio de 2013 / 04:25 p.m.

El técnico del Barcelona, Francesc "Tito" Vilanova, aseguró que el club pudo haber sumado más de los 100 puntos que obtuvo a lo largo de la campaña.

En un balance del trabajo realizado por su equipo la temporada pasada, el timonel dijo que "nos hemos quedado cortos. La dificultad ha sido no tener a nadie detrás que nos presionara más tiempo. El año que el Madrid hizo 100 puntos, nosotros hicimos 91, y cuando nosotros hicimos 99, el Madrid hizo 96.

"Esto demuestra claramente el espíritu competitivo que tiene el equipo", argumentó Vilanova, quien junto a sus compañeros del cuerpo técnico, Aurel-li Altimira y Jordi Roura, repasó para la revista "Barça" su primera temporada como entrenador de club catalán, en la que conquistó la Liga española.

"Se dice fácil, ¡pero 100 puntos es una animalada!", expresó Roura, mientras que Altimira explicó que "marcamos en verde los partidos ganados, en naranja los empatados y en rojo los perdidos. Pasa el año, lo vas viendo todo verde y ves que vas por el buen camino".

Ante esto, Vilanova prefirió la prudencia y recordó que "es muy difícil mantenerse y ganar cada año. Esto no ocurre en otros deportes. El campeón de la NBA difícilmente repite, y si la Champions no la ha ganado nunca un mismo equipo dos años seguidos por algo será".

Tito y sus colaboradores coincidieron en que los azulgranas bajaron el ritmo en la recta final, cuando se vieron con 11 puntos de ventaja sobre el Real Madrid, por lo que haber arrancado bien en la liga fue la clave del éxito para su primer campaña al frente del primer equipo.

Hasta ese momento, los jugadores me habían visto como segundo entrenador y estaba el cambio y la duda de cómo me aceptarían como primero. No es lo mismo ser segundo en un lugar y llegar a otro equipo como primero, reconoció el timonel blaugrana.

A pesar de su ausencia por enfermedad al final de la temporada pasada, el presidente del club catalán, Sandro Rosell, y el director deportivo Andoni Zubizarreta confirmaron la permanencia de Tito en el banquillo técnico, quien será sustituido por Jordi Roura mientras duren sus ausencias.

"Lo que decidió el club sólo podía pasar aquí, debido a que mucha gente nos hemos criado en esta casa, muchos jugadores se han hecho en esta casa y la gente del staff somos de aquí, y por eso se pudo hacer. Pero estoy convencido de que en otro club habría sido imposible", aseveró Tito Vilanova.

Noitimex