16 de mayo de 2013 / 01:32 p.m.

El meteorólogo José Escamilla Núñez, de la coordinación de Protección Civil, informó que en el Mar Caribe las aguas registran una temperatura promedio de 28 grados centígrados, factor determinante para generar meteoros. Esto no implica que la temporada de huracanes este año se adelante o sea más intensa.

Al iniciarse hoy la temporada oficial de huracanes 2013 en el Caribe, la temperatura del agua se mantiene entre 28 y 29 grados centígrados lo que crea condiciones para formar tormentas tropicales.

Explicó el meteorólogo que para que un huracán se forme se requieren más de 27 grados centígrados. Además confluyen vientos fuertes y altos índices de humedad para incubar una depresión tropical que evolucione a tormenta tropical y luego a huracán.

También expuso que se espera que la temporada de lluvias se intensifique las dos últimas semanas de mayo, por la entrada de masas de humedad surgidas del Mar Caribe los últimos días.

Escamilla Núñez mencionó que para la inminente temporada de huracanes se esperan 18 meteoros de los que nueve podrían evolucionar a huracanes, el resto a tormentas tropicales. De los huracanes pronosticados, cuatro pueden alcanzar categorías 3, 4 y 5 –cinco es la más elevada- el resto serán de categoría 1 y 2.

Los nombres que se asignarán a los ciclones del Atlántico este año son: Andrea, Barry, Chantal, Dorian, Erin, Fernand, Gabrielle, Humberto, Ingrid, Jerry, Karen, Lorenzo, Melissa, Néstor, Olga, Pablo, Rebekah, Sebastien, Tanya, Van y Wendy.

El coordinador de Protección Civil del estado, Juan Ontiveros Granados, anunció en la próxima semana iniciarán el segundo operativo de supervisión de albergues temporales, para constatar que señalamientos marcados en la primera revisión estén solucionados.

El número de refugios en la entidad es de mil 82 en los diez municipios, 293 son urbanos, 676 rurales y 113 turísticos, 139 están en Othón P. Blanco. La capacidad total permite resguardar a 225 mil 279 personas.

Granados Ontiveros dijo que en la entidad hay cinco mil 570 familias, con 27 mil 850 personas en zonas expuestas a huracanes y en situación vulnerable, viven chozas de cartón, madera y materiales que no resisten temporales; 80 por ciento está en zonas rurales.

La Comisión Nacional del Agua en Quintana Roo señala que la zona costera de la bahía de Chetumal, tiene las áreas más expuestas a inundaciones, con dos mil 650 casas y 13 mil 250 habitantes.

— FERNANDO MERAZ