Marilú Oviedo
10 de septiembre de 2013 / 11:38 p.m.

 

Monterrey.- • Para finalizar el periodo de lluvias en el mes de octubre, se espera que los niveles en las presas del estado alcancen un 50 por ciento de llenado o ligeramente menor, señaló Doroteo Treviño, residente general de Rehabilitación y Conservación de Conagua.

En entrevista, el funcionario indicó que a pesar de que en los últimos días se han registrado lluvias, éstas no han sido suficientes para alcanzar los niveles deseados y no se compara con el líquido que se tenía hace dos años.

“Lo que nosotros esperamos desde el punto de vista climatológico para lo que resta del mes de septiembre, octubre, noviembre, es que las lluvias en Nuevo León se comportan entre un 15 a 30 por ciento por debajo de lo normal. Esto quiere decir que sí vamos a tener lluvias, no lo normal, ligeramente debajo de lo normal, pero esa cantidad importante de lluvia que va a caer, va a generar escurrimientos importantes hacia las entradas de estas presas.

“Al finalizar el periodo de lluvias, terminando septiembre, el mes de octubre estimamos que las presas van a tener alrededor o ligeramente abajo del 50 por ciento de llenado en las tres presas, alrededor del 50 por ciento de llenado o ligeramente por debajo de ese llenado”, indicó.

Treviño explicó que para este martes 10 de septiembre las presas presentan el siguiente llenado: La presa Cerro Prieto tiene 76.3 millones de metros cúbicos y este volumen representa el 25.5 por ciento de llenado.

En la de La Boca, el almacenamiento es de 19.2 millones de metros cúbicos, y representa el 48.7 por ciento de llenado.

Mientras que la presa El Cuchillo, el volumen es de 199.8 millones de metros cúbicos y representa el 17.8 por ciento de llenado.

“Queremos que se sigan incrementando paulatinamente los niveles de almacenamiento de las presas que abastecen de agua a la ciudad de Monterrey. Hasta el mes de agosto en todo lo que va del año, ha estado lloviendo el 90 por ciento de lo que normalmente llueve, las entradas a las presas no han sido las deseables”, expresó.

Dijo que a pesar de que en el 2011 fue un año donde la sequía estuvo presente, las presas mantuvieron el nivel debido a los efectos indirectos del ciclón tropical “Álex” y la depresión tropical número dos.

“Las presas después del Álex se quedaron totalmente llenas y los escurrimientos persistieron a pesar de que ya no llovió, hubo escurrimientos importantes en las presas todavía hasta enero de 2011, entonces esto trae como consecuencia que los almacenamientos se mantengan bastante altos durante 2011 y al mismo tiempo en 2012, a pesar de que no llueve tampoco de manera normal, los almacenamientos persisten muy altos.

  “Por ejemplo en el caso de la presa de La Boca teníamos el 1 de septiembre, 23.9 millones de metros cúbicos, no era mucho con respecto a lo que tenemos el día de hoy; en el caso de la presa El Cuchillo sí teníamos 790 millones de metros cúbicos contra los casi 200 que tenemos al día de hoy; el año pasado teníamos más agua, en el 2011 a pesar de ser el año más seco de la historia, teníamos mucha más agua que 2012 y 2013”, aseguró.

El funcionario confía en que se logren mejorar los niveles en las presas sobre todo con las lluvias que se presentarán esta semana.