16 de enero de 2013 / 02:01 a.m.

La secretaria de Educación de la entidad, Silvia Romero Suárez, precisó que 4 mil 200 alumnos han quedado sin clases en Ayutla y Tecoanapa, mientras se persigue a delincuentes.

 

Guerrero • La Secretaría de Educación de Guerrero informó que son 4 mil 200 los alumnos que se quedaron sin clases a partir de la movilización anticrimen registrada en Ayutla y Tecoanapa, pero señaló que podrían reanudar clases el próximo lunes.

Silvia Romero Suárez, titular de la SEG, comentó que el lunes 14 tuvo la oportunidad de comprobar que como se reportó el fin de semana, son 40 las escuelas de nivel básico que cerraron sus puertas a partir de la movilización que se registró de parte de la Policía Comunitaria contra presuntos grupos de delincuentes.

En la gira de trabajo del lunes, hubo una reunión del subsecretario de Educación Básica, José Villanueva Manzanares, con jefes de sector y directores de los planteles cerrados.

"La decisión de que no hubiera clases no la tomó ninguna autoridad educativa; la decisión de que no acudieran los niños fue de los padres de familia y de las autoridades comunitarias", apuntó.

Del lado de los maestros, dijo que se asumió el compromiso de dar la certeza de que los estudiantes no corran ningún peligro, que se concentren en algún punto para ubicarse y realizar de manera constante un análisis sobre la situación que prevalece.

Incluso, dijo que se propuso aprovechar el tiempo sin clases para que los docentes se capaciten, por lo que la coyuntura no debe asumirse como un periodo vacacional para los maestros.

La población escolar afectada por el momento de tensión dijo que es de 4 mil 200 alumnos de 40 escuelas; 33 de ellas ubicadas en Ayutla y 7 de Tecoanapa.

La funcionaria dijo que se tiene la expectativa de que las clases reinicien el próximo lunes, mientras los mentores permanecen concentrados en las supervisiones que les corresponden, a la espera de que se les notifique sobre las condiciones propicias para trabajar.

"Aquí nos debe quedar muy claro que los principales afectados son los niños, eso de manera directa perjudica al desarrollo de la sociedad y no debemos permitir que continúe, hay que hacer lo necesario para retomar nuestras actividades", puntualizó.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN