23 de marzo de 2013 / 02:54 p.m.

Mazatlán • El estallido que se registró en un restaurante de la cadena Panamá, en este puerto, fue de un "cohete" y no un atentado, lo que generó pánico la noche del jueves, informaron autoridades de Turismo de Sinaloa. Incluso, ese negocio, ubicado en la Zona Dorada, continuó su operación.

En conferencia de prensa conjunta en el lugar de los hechos, el secretario de Turismo de Sinaloa, Francisco Córdova Celaya, y el presidente de la Cámara Restaurantera de Mazatlán, Ricardo Velarde, afirmaron que Mazatlán es un lugar seguro.

Señalaron que no hay problemas de inseguridad que impidan que vacacionistas la pasen bien y seguros durante Semana Santa y de Pascua.

Córdova Celaya, quien antes de ser nombrado Secretario de Turismo era secretario de Seguridad Pública en la entidad, rechazó que haya sido víctima de un atentado o que la explosión fuese producto de un artefacto o una granada.

Se acudió al lugar de la explosión y se constató que la estructura del negocio no sufrió daños, dijo.

"Nos asustamos todos porque ya viene Semana Santa y tenemos los hoteles llenos", admitió el funcionario.

Ricardo Velarde comentó que no hay nada qué lamentar, solo hubo pánico y nerviosismo por el juego pesado de algunos jóvenes.

El Ministerio Público tomó cuenta de los hechos, que dejaron cuatro personas con heridas leves, según la averiguación.

ADRIANA CARLOS