2 de mayo de 2013 / 11:06 p.m.

La doble medallista olímpica en taekwondo, María del Rosario Espinoza, quien decidió no acudir al Abierto de Canadá en apoyo a su entrenador Pedro Gato a quien le fue negada la visa, rechazó que esto se deba a un acto de indisciplina.

En conferencia de prensa realizada en las instalaciones del Comité Olímpico Mexicano (COM), Espinoza Espinoza comentó que no haber acudido con el resto de la preselección nacional al Abierto de Taekwondo en Canadá nada tiene que ver con lo que se ha dicho.

"No fui porque no iba mi entrenador, no tenía visa para ingresar a Canadá debido a que estaba en investigación", comentó la sinaloense, que a pesar de no haber viajado sigue con su plan de entrenamiento para el evento en Suiza y, desde luego, para el Mundial de la especialidad en Puebla en julio.

La competidora comentó que "fue una decisión personal" y además como solidaridad con su entrenador Pedro Gato, quien desde el ciclo pasado ha trabajado con ella y se han visto los resultados, "estoy tranquila porque sigo con mi trabajo, hablé con el presidente de la Federación y me dijo que no había problema".

La atleta sostuvo que asume todas las consecuencias que traiga el hecho de quedarse en México, "recibí la llamada de Othon (Díaz subdirector de calidad para el deporte de Conade) para explicarle la situación y luego más tarde me volvió a hablar para decirme que Presidencia de la República realizaría los trámites para la visa de mi entrenador".

La medallista panamericana dijo que ya no supo si finalmente se realizaron las gestiones, "pero lo que si comenté a Othon es que ya no había tiempo para el trámite".

De igual manera comentó que de esta situación tuvo conocimiento el presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo, Juan Manuel López, quien respetó la decisión y "me dijo que debía seguir trabajando. No espero ninguna sanción por esta decisión, pero si la hay la asumiré".

La taekwondoín sostuvo que por pertenecer a las Fuerzas Armadas de México deberá rendir una declaración por esta situación, "por la tarde me reuniré con el Ejercito para tratar este tema y otros".

Por su parte, el entrenador de origen cubano Pedro Gato dijo desconocer por qué el consulado de Canadá argumentó que estaba en investigación cuando en 2008 antes de Beijing, estuvieron en Vancouver y descartó que haya incurrido en un problema migratorio.

"Desconozco el argumento, jamás he tenido problemas migratorios, incluso, el consulado estadounidense me otorgó al visa por 10 años. No tengo ningún problema", expresó.

Notimex