10 de octubre de 2013 / 01:51 a.m.

El centrocampista mexicano del Córdoba Ulises Dávila ha dicho que estará "a muerte, desde la distancia" con la selección de su país en el partido que disputará en los próximos días ante las de Panamá y Costa Rica, de clasificación para el próximo mundial de fútbol.

Dávila mencionó que confía en que "México sacará el pase para el Mundial" y que vivirá "atento" y "a muerte en la distancia" de los partidos, de la próxima madrugada y del viernes, frente a Panamá y Costa Rica, respectivamente.

El centrocampista mexicano es la primera alternativa que bajara el técnico del Córdoba, Pablo Villa, para sustituir al sancionado López Silva en Lugo, por lo que de esta forma el jugador cedido por el Chelsea podría jugar su primer partido como titular en el "Anxo Carro".

"El entrenador me dijo que me ve cada vez mejor", indicó Ulises. El mexicano fue el último fichaje del cuadro cordobesista el pasado verano, por lo que llegó con el campeonato iniciado, y ha comentado que va a más "físicamente" y que "técnicamente la compenetración con el equipo ha mejorado".

"Tengo que estar preparado para lo que necesite el equipo, estoy listo para aportar de la mejor manera", ha asegurado Dávila, quien ha agregado que "hay que adaptarse a la izquierda, un puesto que tampoco es nuevo".

El futbolista es consciente que ahora el equipo "necesita estar fino en ataque", ya que en su cuatros desplazamientos sólo ha materializado un gol.

Dávila ha opinado que "cuando empiecen a caer los goles el equipo se soltará y llegarán solos", lo que espera que ocurra en Lugo, un rival "fuerte en casa".

REDACCIÓN