20 de diciembre de 2013 / 04:58 p.m.

MIAMI.- Para uno fue una pausa forzada por las circunstancias, para otros una elección. Pero tras cerca de una década de silencio, Carlos Vives y los Illya Kuryaki & The Valderramas se arriesgaron a volver y reaparecieron en la escena en el 2013 con nuevas producciones que tuvieron gran acogida del público y la industria y que los colocaron nuevamente en el podio de las superestrellas de la música latina.

Entre los artistas que volvieron con fuerza se destacan también Draco Rosa, que regresó con "Vida" en medio de su lucha contra el cáncer; y Marc Anthony, quien tras haber pasado años grabando canciones de diferentes géneros musicales lanzó este año su álbum "3.0", con el que evocó las raíces salseras que lo llevaron a los escenarios al comienzo de su carrera.

"Es más de lo que esperábamos a nuestro regreso", expresó el colombiano Vives al recibir a finales de noviembre tres Latin Grammy por su más reciente álbum, "Corazón profundo". "No vale la pena mirar para atrás ahora sino mirar para adelante y saber que tengo un disco que me ha permitido pensar tanto", añadió durante una entrevista con The Associated Press poco antes del lanzamiento.

Vives, que ha vendido más de 12 millones de discos en todo el mundo y tiene una trayectoria musical de más de tres décadas, estuvo sin grabar desde el lanzamiento de "Rock de mi pueblo", que en el 2004 conquistó el Latin Grammy al mejor álbum tropical contemporáneo. Según él mismo, tocó puertas y no tuvo suerte, hasta que finalmente llegó la oportunidad de "Corazón profundo".

Ahora que ha regresado parece imparable: además de haberse llevado en noviembre los gramófonos dorados a la canción del año y canción tropical con "Volví a nacer" y al mejor álbum de fusión tropical, competirá con Marc Anthony en los Grammy, en el rubro mejor álbum latino tropical, mientras le da los toques finales al volumen dos de "Corazón profundo" y planea grabar un disco de grandes éxitos en vivo.

"Hay muchas cosas por hacer. Siempre que haya el cariño y la posibilidad de hacerlas bien, vamos a hacerlas", manifestó el cantante de éxitos como "Fruta fresca", "La tierra del olvido" y "Déjame entrar".

Los argentinos Ilya Kuryaki & The Valderramas, en tanto, se separaron en el 2001 para que cada uno de sus dos integrantes siguiera con una carrera solista. Tras una década, el desafío era regresar con un disco inédito que combinara los estilos diferentes que cada uno había adquirido. El resultado fue "Chances", un álbum que superó todos los pronósticos que se habían trazado.

La banda de rock, hip hop, funk y soul integrada por Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur fue la más nominada para los Latin Grammy de noviembre pasado, junto con Vives, con cinco candidaturas; se impusieron en la categoría de mejor canción urbana con "Ula ula". También están nominados al Grammy al mejor disco latino de rock, música urbana o alternativa; han grabado una canción con sus ídolos del grupo Earth Wind and Fire, y "Ula Ula" ha sido elegida para la campaña publicitaria de la tienda Target y elogiada por la famosa conductora televisiva estadounidense Oprah Winfrey.

"Esto es épico para nosotros y todo lo que está pasando es muy grande", expresó Spinetta en una entrevista con la AP antes de recibir su primer Latin Grammy. "Estamos muy contentos y todo lo que pasamos es increíble, todo eso es como que nos sobrepasó, las cosas que están pasando, no lo podemos creer", dijo el integrante de la banda creada en 1991, entre cuyos éxitos figuran "Abarajame", "A mover el coolo" y "Jugo".

Para Draco Rosa, quien acaba de revelar que enfrente una nueva batalla con el cáncer, el regreso con su disco "Vida" le ha permitido retomar sus giras, estar rodeado de colegas, fanáticos y afecto.

El disco, que revisa 16 de sus canciones favoritas en duetos con superestrellas de la talla de Juan Luis Guerra, Ricky Martin, Shakira, Andrés Calamaro y Rubén Blades, le ha gratificado también con el Latin Grammy al álbum del año, una nominación a los Grammy de 2014 en la categoría de mejor álbum de pop latino, una gira de conciertos por Latinoamérica y Estados Unidos y la designación como el mejor álbum del año del 2013 de iTunes.

"Además de Ricky Martin, para mí fue un gran regalo grabar con todos esos amigos y colegas, grandes estrellas todos ellos, para este disco que, sin dudas me trajo de regreso a la escena musical. ¡Ha sido una experiencia inolvidable!", manifestó el cantante, compositor y productor de origen puertorriqueño nacido en Nueva York.

Antes de revelar su recaída con la enfermedad, Rosa había adelantado que preparaba tres proyectos musicales más, entre ellos un álbum de música electrónica con su alter ego, Mr. Blake.

El ex compañero de Martin en el grupo Menudo fue diagnosticado con cáncer de abdomen por primera vez en febrero del 2011 y en diciembre del año siguiente anunció que había superado la enfermedad. Su productor Ángelo Medina acaba de confirmar que ahora padece linfoma no-Hodgkin, un tipo de cáncer de sangre, aunque vaticinó que tiene "grandes posibilidades de vencerlo".

Al parecer Rosa estaba al tanto de su diagnóstico desde hacía meses, pero quiso mantenerlo en secreto para cumplir con sus compromisos de conciertos.

Para Marc Anthony, que compite con Vives por el Grammy en el rubro mejor álbum latino tropical, su disco "3.0" le puso en contacto nuevamente con sus raíces salseras, y a pesar del escepticismo que tuvo al lanzarlo y al temor que sintió tras una década alejado de ellas, los resultados han sido prometedores.

El disco incluye el éxito "Vivir mi vida", un tema que impuso un récord al mantenerse 18 semanas consecutivas a la cabeza de la lista Hot Latin Songs de Billboard. La canción, además, triunfó en el rubro grabación del año en los Latin Grammy, y el cantante de origen puertorriqueño se consagró recientemente como artista latino favorito de los American Music Awards.

Por las fuertes ventas del álbum, que combina piezas originales con versiones de canciones conocidas y que se mantuvo por seis semanas consecutivas como el álbum latino preferido de los compradores, el ex esposo de la actriz y cantante Jennifer López obtuvo un disco de oro. El éxito de su gira, además, lo llevó a extenderla hasta mediados del 2014.

"Viví con muchas ansias de lanzar el disco... había canciones que había juntado a lo largo de 10 años, vivía enamorado de esas canciones, me di cuenta de que tenía que grabar esto ya", expresó el artista al presentar su álbum. "Que las reciban como las han recibido no lo entiendo, me siento como si estuviera lanzando mi carrera por primera vez".

AP