17 de enero de 2013 / 02:35 p.m.

Monterrey • Tras las nuevas declaraciones que han salido a la luz pública, litigantes consideraron prudente elevar los cargos en contra del propietario del casino Royale.

Roberto O’Farril, abogado y presidente de la asociación política Ciudadanos Unidos, indicó que las versiones del representante legal de la empresa y de una de las personas afectadas por el atentado sobre lo sucedido el 25 de agosto de 2011 así lo ameritan.

Explicó que la orden de cerrar las puertas del lugar para evitar una fuga de dinero es un delito mayor al que se imputa.

“"Eso se llama homicidio simple intencional, alguien dio la orden de que se cerraran las puertas para que seguramente no se llevaran el dinero de las apuestas o no se pagaran las cuentas, porque incluso la misma señorita dice que las gentes de seguridad, a los empleados, les ordenaron que se quitaran las cangureras para que de esta forma pudieran salir, los amenazaron que no iban a dejarlos salir si no se quitaban las cangureras.

“"Eso indica que hubo una intención, hasta este momento sólo se ha manejado como un delito culposo por parte de los dueños, e intencional por parte de las personas éstas de la delincuencia organizada, pero alguien dio la orden de cerrar puertas"”.

LUIS GARCÍA