11 de agosto de 2013 / 07:48 p.m.

Montes narró para MMDeportes el momento exacto en el que se lesionó durante el partido de León y explica a detalle lo que ha pasado desde las 7:50 de la noche del sábado hasta las 11 am de este domingo.

Desde el martes de la semana pasada comenzó sentir molestias y fue en el último sprint antes de terminar los trabajos pre competitivos que sintió el "piquetito" en el gemelo.

El Chapo Montes, que llegó a selección nacional para suplir un compañero lesionado ahora deja su lugar a otro jugador por los mismos motivos.

¿Qué pasó Montes, cómo te lesionaste?

"Íbamos hacer unos arranques sentí que me picaba por dentro del gemelo, sentí como si te tronaran el dedo pero en el gemelo. Ahí fue cuando le dije al doctor que había sentido eso y que no podía correr bien.

¿Qué hiciste inmediatamente después de anunciar que tenías una molestia?

Subí al vestidor a que me dieran un poco de masaje, quise volver a correr. Me dijo (el doctor): "A ver, un poquito para calarte"; y no, la verdad no pude, sentí luego, luego sentí atrás (en el gemelo) como se me estiraba todo y me dolía bastante

Ya le dije al profe que no podía, que tenía ese problema, entonces ya llamaron a otro jugador (Matías Britos) y ya me pusieron hielo.

¿Cómo y quién decide que no arriesgues más y no juegues ante Monarcas?

El profe (Gustavo Matosas) me preguntó que cómo estaba y yo le dije: sabe que profe no puedo, me duele mucho. La vedad para que no me voy a arriesgar, me duele bastante y él me dijo que estaba bien, que podía ser algo peor que mejor me esperara y esperáramos el resultado de los exámenes y prácticamente ahí el doctor me descartó para poder ir a la selección

Ya te hiciste los exámenes, ¿Cómo te fue?

Ahorita a las 8 de la mañana. Tenía una rotura fibrilar de aproximadamente de uno a dos centímetros y que iba a durar, más o menos, de diez a quince días fuera.

Fue un duro golpe, ¿Anímicamente cómo estás?

La verdad me siento triste por la oportunidad que tenía de ir a la selección, pero también sé que esto pasa y también sé que esto no sólo me pasa a mí, le pasa a todos los jugadores, desgraciadamente ahora me tocó a mí.

Solamente Dios sabe por qué hace las cosas y bueno a trabajar, a tratar de recuperarme lo antes posible para poder estar nuevamente a las órdenes del profe Matosas y también volver a ser considerado por la selección.

Te pierdes el último ensayo antes del hexagonal, ¿Sientes que perdiste tu chance para estar en esos partidos tan importantes en la eliminatoria para la selección nacional?

No, la verdad que no. Si me recupero y hago las cosas bien voy a tener muchas oportunidades de estar ahí pero también eso no es cuestión mía, no por querer estar yo ahí a fuerza voy a forzar mi rehabilitación y todo, hay que ir paso a paso y si me toca estar, estar bien.

Prefiero estar al cien por ciento también para rendir en León y no estar forzado para volverme a lesionar.

¿Alguien de la selección te ha marcado hasta este momento?

El único que me ha marcado es el Chaco (Giménez), para ver cómo estaba; el Gullit, mis compañeros. Les agradezco a todos su preocupación.

Ante lo que estás viviendo, ¿Qué sentimiento te queda?

Esto no me tiene que tumbar. Yo creo que uno se tiene que levantar rápido, siempre pasan cosas de estas y bueno hay que tratar de recuperarse lo más pronto posible. Lógico que sí me siento un poco frustrado por la oportunidad que estaba.

Hay que ser conscientes que va a ser un partido amistoso (el de la selección nacional) no hay porque arriesgar nada, hay que recuperarse bien tratar de tener una buena rehabilitación sin forzar los tiempos y a esperar estar otra vez al cien por ciento.

¿Te ves jugando con la selección jugando el hexagonal?

Ahorita no te puedo decir si me veo o no me veo (con la selección en el hexagonal), todo depende cómo evolucione, de cómo vaya progresando con la rehabilitación, confío en el doctor y en el fisioterapeuta del equipo que me van a tener a punto cuando se vaya a dar la lista.

FRANCISCO VELA