7 de abril de 2013 / 01:11 a.m.

Monterrey • Fueron casi dos horas de trabajo que tuvieron que realizar los diferentes cuerpos de auxilio, para liberar el cuerpo de un conductor, quien quedó atrapado bajo una barda de varias toneladas de peso.

El automóvil era un Camaro en color negro, con las placas de circulación SMP 8556, y se desplazaba en dirección poniente a oriente sobre la avenida Ignacio Morones Prieto.

Al momento en que salió de la curva que se encuentra a la altura de la colonia Del Carmen, el conductor identificado como Mario Alberto Real salinas de 38 años de edad perdió el control del volante, lo que ocasionó que el automóvil deportivo derrapara varios metros de distancia.

Su veloz carrera termino a la altura de la calle España frente a un negocio de venta de bicicletas, lugar donde el automóvil se impactó contra una barda, pero debido a la velocidad y la fuerza que traía el vehículo, golpeó la parte baja de la barda y esto hizo que se viniera abajo y cayera sobre el automóvil.

Eran las 23:30 horas, los automovilistas y vecinos de esta zona se acercaron para ver lo que había ocurrido y solicitaron el apoyo de una ambulancia de la Cruz Verde.

Los paramédicos al ver las condiciones en las que se encontraba el vehículo, solicitaron la presencia del equipo de rescate urbano para poder liberar a la persona que se encontraba dentro del auto.

Elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León llegaron al lugar del accidente, pues había recibido el reporte, sobre un automóvil con las mismas características del accidentado, que había efectuado detonaciones sobre la avenida Lázaro Cárdenas.

Pero descartaron que este haya sido el que fue reportado alrededor de las 23:00 horas a las instalaciones del C5.

Elementos de las cruces Verde y roja, Protección Civil de Monterrey, bomberos de Monterrey y Protección Civil estatal pasaron varios minutos destrozando parte de este muro, el cual impedía que el cuerpo de Mario Alberto Real Salinas pudiera ser liberado.

Fue alrededor de las 2:20 horas cuando fue sacado del vehículo y llevado a la unidad del servicio médico forense para después ser llevado a la morgue.

Dentro del vehículo, las autoridades ministeriales localizaron varia documentación, así como una botella de whisky y una placa de circulación, artículos que fueron levantados y que serán integrados a la averiguación previa correspondiente.

FRANCISCO CANTÚ