19 de febrero de 2013 / 04:02 p.m.

Aunque en lo que va de 2013 los Diablos Rojos del Toluca no han podido ganar en el estadio Nemesio Diez, suman dos derrotas y un empate, esta noche podría ser un escenario perfecto para estrenar su infierno, cuando en punto de las 21.00 horas reciban al Nacional de Uruguay, segundo duelo de la fase de grupos en la Copa Libertadores de América.

Los escarlatas, mantienen la motivación que les dejó el triunfo en Argentina dentro de la jornada inaugural de la Libertadores, victoria de 2-1 ante Boca Juniors que les inyecta ánimos y seguridad de esta noche poder repetir un laurel, ahora ante los charrúas que entre sus filas traen a dos ex figuras del Toluca: Vicente Sánchez e Iván Alonso.

"Sacamos un buen resultado de visitante y ahora esperamos seguir así para que los tres puntos se queden en casa", expresó el volante escarlata, Lucas Silva.

El estado físico de los mexiquenses no será pretexto, pues se han preparado para estos juegos y por eso la única opción es la victoria.

"Ha sido importante el desgaste por el tema del viaje, pero el equipo se ha recuperado bien, todavía tenemos horas para descansar y vamos a enfrentar este partido con la seriedad que corresponde a un partido internacional, de Libertadores, vamos a estar de local y queremos la victoria para seguir de líder de grupo", comentó el brasileño.

Y Añadió: "físicamente estamos bien, desde la pretemporada sabíamos que tendríamos una etapa complicada y con dos torneos, en ese aspecto estamos bien preparados para que el martes ante Nacional podamos estar al 100".

Nacional no contará con dos de sus hombres más importantes, el delantero Sebastián Abreu y el volante Álvaro Recova, aún así, en Toluca no se confían pues saben que el resto del plantel charrúa cuenta con hombres experimentados.

"Independientemente de cómo venga el equipo rival nosotros trataremos de aprovechar lo nuestro y aprovechar la condición de local, claro que con el rival hay jugadores de mucha experiencia, pero en la cancha serán 11 contra 11 y dejar claro que somos mejores".

Por último, Lucas Silva detalló que la altura de la ciudad de Toluca sólo pesará al rival si Toluca es capaz de hacerlos correr y no prestarles el balón.

"La altura pesará en el momento en que nosotros hagamos las cosas bien, si dejamos de hacer nuestro trabajo no pesará, la altura si tiene influencia pero aunado a lo que haga el equipo de nosotros, lo que dejemos dentro de la cancha debe hacerles sentir estas condiciones".

Jesús Quezada