— SANDRA GONZÁLEZ
15 de enero de 2013 / 02:49 p.m.

Monterrey  Las unidades de transporte urbano del área metropolitana de Monterrey podrían ser equipadas con un botón de pánico para pedir ayuda inmediata en caso de una situación de inseguridad, utilizando para ello el sistema de la tarjeta Feria.

La mañana de este lunes, la directora de la Agencia Estatal del Transporte, María de Jesús Aguirre, se reunió con integrantes de la Asociación de Transportistas de Nuevo León para abordar temas relacionados con la seguridad, principalmente, analizando dicha propuesta.

Hasta el momento no hay un balance acerca del costo aproximado de la inversión que tendrían que realizar los transportistas para implementar la medida, pero el presidente del organismo, Hernán Martínez, dijo que sería mínima, ya que un 98 por ciento de las unidades en circulación ya cuenta con validador de la tarjeta y el sistema de localización satelital GPS.

“Estamos sacando presupuestos y sale mejor y más reforzada. Todas las unidades que están en el sistema Feria, que es el 98 por ciento, tienen GPS, y el sistema de pasar la tarjeta de alarma se puede implementar rápido; el operador trae esta tarjeta de alarma”, explicó la titular del organismo.

El sistema que analizan funciona con una tarjeta que el operador deberá pasar en el validador y que a su vez emitirá una señal de alerta a la estación de camiones, misma que será la encargada de dar aviso de dicha situación a las autoridades correspondientes.

“Ese proceso no es sencillo, cuando sale el proceso de alarma la gente de la terminal tiene que avisar a la Policía; dar la dirección y que acuda la Policía. Ni aún en la cámara puede haber reacción inmediata; eso que quede claro; es muy difícil que coincidan los policías afuera del evento”, añadió.

Sin embargo, son unas 600 unidades de mil 500 las que todavía no tienen el sistema de tarjeta Feria, por lo que este sistema de seguridad, en caso de consolidarse, no podrá ser implementado.

Urgencia peatonal

Esta medida de seguridad interesa a los empresarios del transporte debido a que las unidades siguen siendo blanco de los delincuentes que se suben a robar tanto a los chóferes como pasajeros.

Por su parte, la titular de la AET dijo desconocer las estadísticas de ilícitos ocurridos en tiempos recientes, pero señaló que es en las colonias populares y de la periferia donde los focos rojos están encendidos.

Para profundizar sobre el tema dijo que también han sostenido reuniones con los alcaldes del área metropolitana y aseguró que algunos ya están tomando acciones, como son los casos de Escobedo y Apodaca.

En tanto, el presidente de la Asociación de Transportistas pidió a los usuarios nuevoleoneses que sean víctimas de un ilícito a que denuncien el hecho, por mínimo que sea el monto, ya que esto ayuda a que los transportistas puedan interponer las quejas ante las autoridades correspondientes.