8 de octubre de 2013 / 03:42 p.m.

 Monterrey.- Brutal golpiza recibió una estudiante de secundaria afuera del plantel, por un grupo de jovencitas tan sólo porque a una de ellas le cae mal, mandándola al hospital malherida y ahora convalece en su domicilio.

El incidente en el que un oficial de la Policía de San Pedro no quiso intervenir argumentando ser un asunto “entre mujeres”, fue reportado el viernes en la escuela secundaria federal “Jesús M. Montemayor”, turno vespertino, que se ubica en la colonia Los Sauces, en ese municipio.

La afectada es Melani Paulina Martínez Garibay, de 14 años, quien vive en la colonia Lucio Blanco, en San Pedro Garza García.

Ella acusa a Rubí Aideé Sustaita Puente, de ser la principal agresora junto con al menos otras nueve jovencitas.

“Me atacó que porque le caigo mal, nadamás por eso, yo nunca le hecho nada, ella comenzó haciéndome caras pero yo no sabía por qué.

“Entonces me pesca a la salida a una calle de la secundaria diciéndome que ella manda en esa secundaria, me aventaron, me patearon”, explicó.

Aseguró que una amiga de ella corrió a pedir auxilio a un oficial de la policía sampetrina, pero el preventivo les dijo que no podía meterse a un asunto “entre mujeres”.

Luego, Melani se fue a la casa de su amiga donde le hicieron algunas curaciones, por lo que al regresar a su casa ya su madre Erika Garibay la estaba esperando preocupada porque no llegaba.

Al conocer lo que le había pasado, decidió interponer la denuncia ante el Ministerio Público en San Pedro, donde el delegado en turno del pasado viernes apenas quiso escribir porque estaba viendo un canal de deportes por cable y tomando tranquilamente.

La lesionada presenta heridas en la cabeza, brazos, rostro, cadera y golpes en la cabeza, además de que el ojo derecho le duele así como la quijada al comer.

“Quiero que se haga justicia, que pague mis curaciones, que actúe la ley para que no le haga daño a más alumnas que están amenazadas, es lo que pido, justicia”, expresó la menor.

Agregó que Rubí Aideé ya había sido expulsada de una secundaria técnica por problemática y ahora podría ser corrida en caso de que el director así lo determine, ya que conoce la situación.

Melani apenas puede caminar, las autoridades la traen de un lado a otro y sin atención médica, mientras que la presunta responsable anda como si nada hubiera pasado.

 Iram Oviedo