30 de abril de 2013 / 03:40 p.m.

Un grupo de alumnos de diferentes planteles de la UNAM emplazó al rector José Narro Robles a sostener hoy una mesa de diálogo con quienes tomaron la Torre de Rectoría desde el 19 de abril y advirtieron que, de negarse o bien optar por cualquier otra medida como el desalojo con uso de la fuerza pública, tendrá como respuesta el ""cierre administrativo o paros de labores en diversas escuelas y facultades"".

Encabezados por seis personas, tres de ellos encapuchados y el resto profesores como Isabel Varela, del CCH Naucalpan, así como activistas del IPN y diferentes facultades, los asambleístas determinaron que en caso de ser plantados en la explanada de la Facultad de Medicina evidenciarán la indiferencia de Narro Robles ante la sociedad para sostener un diálogo con los encapuchados que mantienen tomada rectoría.

Por lo mismo, los activistas acordaron emplazar a Narro Robles, de nueva cuenta, y a las autoridades de la UNAM, a instalar mesas de diálogo a partir del viernes 3 de mayo, alrededor de las tres de la tarde en el auditorio Raoul Fournier Villada de la Facultad de Medicina y con ello "construir una salida política, democrática e incluyente" que contemple la reinstalación de los cinco estudiantes expulsados del CCH Naucalpan.

En el auditorio Justo Sierra de la Facultad de Filosofía y Letras, los estudiantes detallaron que insistirán en reinstalar a los cinco expulsados de ese plantel del CCH e insistir en que los abogados de la UNAM se desistan en continuar con los procesos penales hacia los que han participado en la toma de instalaciones universitarias.

Sobre la marcha con la CNTE, el 1 de mayo, los activistas determinaron que marcharán de La Diana Cazadora con destino al Zócalo, en punto de las nueves de la mañana, y se solidarizarán con el movimiento contra la reforma educativa que encabeza el magisterio de Oaxaca y Michoacán. Además sumarán a las movilizaciones a la red de rechazados de la UNAM y Politécnico.

El viernes será cuando en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en asamblea, se determine si realizan un paro temporal o definitivo como medida de presión para que el rector Narro Robles atienda su pliego petitorio como el repudio a cualquier tentación de que ingrese la fuerza publica a desalojar a los paristas. ""No abandonar rectoría hasta conseguir que se cumplan sus exigencias"".

""De no encontrar una respuesta satisfactoria a este llamado al diálogo resolutivo, convocaremos a los estudiantes de las demás facultades y escuelas a discutir en asambleas democráticas, amplias e incluyentes la realización de acciones que obliguen a las autoridades a reconocer que el diálogo resolutivo es la única vía para solucionar conflictos y a construir las condiciones para que se realice. En particular pondremos a discusión la posibilidad de realizar cierres administrativos o paros de labores en las escuelas"", acordaron.

 — BLANCA VALADEZ