3 de julio de 2013 / 04:09 p.m.

El español Alberto Contador (Saxo) se mostró satisfecho de no haberse visto implicado en ninguna de las caídas que tuvieron lugar en la quinta etapa, algo que consideró "una victoria".

"Llegar a meta sin caerse es una victoria. Ha habido dos caídas en los últimos kilómetros y las he podido librar", afirmó el ciclista del Saxo, que dio con sus huesos en el suelo durante la primera etapa, con meta en Bastia.

Contador, que en los últimos kilómetros se dejó ver en los primeros puestos del pelotón, afirmó que "hay que estar bien colocados" y agradeció el trabajo de su equipo, que le llevó "en volandas".

El ciclista madrileño es duodécimo de la general, con seis segundos de retraso con respecto al británico Chris Froome, su gran rival para la victoria final.

EFE