28 de enero de 2013 / 05:04 p.m.

Monterrey.- Marcando territorio en donde juegan como visitantes, su fieles seguidores no dejan de apoyar al equipo.

Una invasión más, ocurrió el pasado sábado en el estadio de "La corregidora" en Querétaro, donde "la U de Nuevo León" viajo al rededor de 10 horas al lugar de destino.

Con sacrificio pero emocionados, para alentar al equipo, la tarde del sábado, al llegar, fueron revisados por los policías de aquella ciudad.

"Uno deja muchas cosas, pero todo por Tigres" comenta Alfonso González, uno de los aficionados.

Y haciendo todo un carnaval, con cánticos y porras, durante el partido demostraron una vez más su amor por el equipo.

La euforia por tigres no tiene edad, sexo, ni religión, pues desde niños hasta adultos no dejan de apoyar al equipo "incomparable" líder de la Liga MX.

Con información de José Plata