20 de septiembre de 2013 / 09:15 p.m.

Tras su éxito en Estados Unidos, el filme con el que Eugenio Derbez debutó como director, No se aceptan devoluciones, ya reporta éxito en la piratería donde la historia se ofrece desde hace una semana.

Y es que la historia que Derbez trabajó por una década, desde la concepción del guión, hasta su realización el año pasado, con las actuaciones de Jessica Lindsey y Loreto Peralta, cayó en manos de la piratería, pues ya se vende en el mercado ilegal.

Lo que salva a la ópera prima de Eugenio es que este disco pirata se ve con baja calidad; se trata de una grabación directa de la pantalla, que denota una imagen en continuo movimiento, aunque algunos vendedores aseguran que “es copia” de un DVD.

La cinta se vende en el mercado negro por un costo de 10 pesos, “es de las que más se me venden y ya viene bien”, expresó uno de tantos vendedores que intentan sacar su agosto, sin importar el esfuerzo que representa en este país levantar una película.

El ingreso de Eugenio al cine de este país no fue sencillo; de hecho, tuvo que conseguir el dinero para hacer su propia película, pero Mónica Lozano (Arráncame la vida) confió en su talento y logró un presupuesto aproximado de 5 millones de dólares.

Tras su estreno en Estados Unidos, No se aceptan devoluciones consiguió récords de taquilla latina al recaudar más de 27 millones de dólares (más de 354 millones de pesos), pero este fin de semana busca un éxito similar en el país que lo vio nacer.

Al mismo tiempo la historia que también protagoniza llega hoy a las salas, registrando su estreno como el más grande en la historia del cine nacional, con mil 500 copias.

Claves

La taquilla

- Derbez informó que donará la taquilla de hoy que se recaude en Estados Unidos a los damnificados de Acapulco.

- “La película se hizo en Acapulco, yo viví ahí en mi infancia y es bueno regresar aunque sea un poco”, dijo A López Dóriga.

REDACCIÓN