10 de septiembre de 2013 / 10:51 p.m.

El presidente del Bayern Munich, Karl-Heinz Rummenigge, afirma que Europa no debería avergonzarse de su riqueza e importancia en el fútbol mundial.

Después de haber sido reelegido presidente de la Asociación de Clubes Europeos, Rummenigge dijo a The Associated Press: "Creo que el fútbol europeo trabajó duro para llegar a esta etapa".

"Es un hecho, por supuesto, que Europa es de lejos el continente más importante en el fútbol", dijo el presidente de la AEC (sus siglas en inglés), cuyas tareas en su nuevo mandato por dos años incluirá persuadir a la FIFA que dé a sus miembros un mayor porcentaje de futuros ingresos en la Copa Mundial.

Esa solicitud, después que la FIFA accedió a distribuir 70 millones de dólares entre los clubes que enviarán jugadores al mundial de Brasil el año próximo, es formulada después que los clubes europeos gastaron fuertes sumas en el período de transferencias.

Real Madrid fue criticado por gastar 100 millones de euros (132 millones de dólares) en el delantero Gareth Bale, del Tottenham, mientras España sobrelleva una depresión económica.

El presidente de la FIFA Joseph Blatter señaló que "es decididamente el mercado europeo" el que representó gran parte de los 3.367 millones de dólares invertidos en transferencias este año.

Blatter también advirtió en el cibersitio World Football que "debemos aceptar que el fútbol ha dejado de ser un deporte europeo y sudamericano".

Pero Rummenigge destacó que el dinero circula entre los clubes de fútbol cuando se adquieren jugadores, incluso fuera de Europa. Dijo que el dinero circula "y permanece en el fútbol, que es lo más importante".

Días después de adquirir a Bale, Madrid anunció esta semana que había tenido un ingreso de 520,9 millones de euros (690 millones de dólares) en la temporada pasada y que obtuvo una ganancia de 36,9 millones de euros (48,9 millones de dólares).

Madrid, con un plantel internacional estelar, probablemente recibirá el año próximo uno de los porcentajes más abultados del dinero de la FIFA que le toca a cada club.

Pero el acuerdo de cooperación de ECA, de 214 miembros, con FIFA expira en julio del 2014 y las conversaciones sobre la renovación quedaron interrumpidas recientemente.

La ECA "no tiene apuro" en completar un acuerdo, y Rummenigge está preparado para esperar hasta junio del 2015, después de la próxima elección presidencial de la FIFA.

AP