4 de agosto de 2013 / 05:27 p.m.

Los Mundiales de natación de Barcelona, que finalizan esta tarde, han superado "todas las previsiones" que había hecho el consistorio de la capital catalana sobre la repercusión del evento, según ha explicado Maite Fandos, la teniente de alcalde y copresidenta del comité organizador.

"Estos Mundiales han convertido una vez a más a Barcelona en capital mundial del deporte", ha destacado Fandos, quien ha estimado en 43 millones de euros, "la inversión que habría tenido que hacer la ciudad en publicidad para lograr el mismo retorno que las 13.000 noticias que, solo en el Estado español, se han publicado sobre el evento".

La teniente de alcalde también ha desvelado que se han vendido "un 48 por ciento de entradas más de las previstas", con una asistencia total de 267.000 espectadores, cuando la previsión inicial de la organización es que fueran unas 200.000 las personas las que acudirían a presenciar en directo las diferentes competiciones.

"Hemos agotado las entradas en la ceremonia inaugural, en dos jornadas de sincronizada, en las dos finales de waterpolo y en cuatro jornadas de natación", ha explicado Fandos, quien ha destacado que los 32.000 espectadores que la natación sincronizada tuvo durante la semana de su celebración "suponen un récord de asistencia en una competición femenina en España".

El presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA), Julio César Maglione, ha destacado el "éxito organizativo y deportivo" de los Mundiales de Barcelona, a la que ha definido como "una ciudad acogedora, turística y hermosísima", en la que se respira deporte por los cuatro costados.

"Estamos encantados de todo lo que ha sucedido aquí durante estos dieciséis días", ha afirmado Maglione, quien cree que "las preciosas imágenes de los saltos clásicos y de gran altura (con la postal de la ciudad y del puerto de Barcelona de fondo) van a quedar en el recuerdo de los 3.000 millones de espectadores de los 212 territorios a los que ha llegado la magnífica producción en alta definición de Televisión Española".

El presidente de la FINA no se ha atrevido a dar cifras sobre el retorno económico de los campeonatos, cuya organización ha costado unos 25 millones de euros, alegando que el estudio que se ha encargado para calcular el impacto que han tenido los Mundiales aun no está acabado.

"Estoy seguro, en cualquier caso, que la inversión que hizo Barcelona y España hoy ya esta totalmente recuperada y con creces. Y lo que gastó la FINA también ha sido recuperado gracias a los éxitos de estos campeonatos", ha subrayado Maglione.

EFE