3 de abril de 2013 / 02:44 a.m.

El técnico Ignacio Ambriz aseguró hoy que no hace cuentas, sumas ni restas de los puntos que gana Querétaro ante las unidades que consiguen o dejan obtener San Luis, Atlante o Puebla en el tema del descenso.

No obstante, admitió que sí se resigna al hecho de que depende de estos equipos la permanencia de Gallos Blancos en la Primera División del futbol mexicano.

"No he hecho cuentas, no hago ni sumas ni restas, simplemente le he dicho al equipo que vayamos partido a partido, y después de hacer nuestro trabajo ver qué tanto se nos separan unos y qué tanto jalamos (a otros)", dijo.

A Gallos le quedan los partidos ante Cruz Azul, Morelia, San Luis, Guadalajara y Puebla y aunque los duelos ante Reales y la Franja serán encuentros decisivos, él se abstiene de verlos como tal.

"Hasta el 4 de mayo podemos hablar y yo creo que la clave es que nosotros sigamos haciendo nuestra tarea, porque creo que la venimos haciendo bien".

"Sabemos que no dependemos de nosotros, sino de otros que también hacen su tarea y apelo a llegar el 4 de mayo, que es el último partido aquí contra Puebla, peleándonos el no descender", expresó.

Lo que sí le sorprendió fue la victoria de San Luis, el pasado sábado, por 3-0 sobre Chiapas, mientras Querétaro igualó 1-1 de visita a Santos Laguna. "Híjole... ¿cómo creer que ganó?", se dijo al ser informado.

De esa igualada ante Guerreros comentó que su equipo hizo un gran partido. "Uno de los más completos", resaltó, pero no siente frustración, porque el plantel sumó un punto y no perdió, y eso deja un buen ánimo.

Ignacio Ambriz no se confía de la situación que vive la "Máquina", que apenas lleva tres juegos ganados, cinco empatados y cuatro perdidos.

"No lo veo en crisis. Hoy está cuesta abajo. Es un equipo que tiene muy buen manejo de pelota, jugadores con una habilidad como (Mariano) Pavone, como Teófilo (Gutiérrez), como Christian Giménez, como Pablito Barrera".

Notimex