7 de agosto de 2013 / 09:42 p.m.

El wide receiver Steve Smith, de los Panthers de Carolina, dijo el miércoles que la razón por la que ha jugado durante 12 temporadas en la NFL es que nunca se ha dado el lujo de sentirse satisfecho consigo mismo.

Smith, de 34 años, agregó que la autocomplacencia lleva a la pereza —y si hay algo que él no es, es perezoso.

El veterano reveló que enfrenta cada día en la NFL como si fuera su primero y tuviera algo quE demostrar.

"Mucha gente puede decir, 'Bueno, él hizo esto. Golpeó a alguien. Hizo aquello. Es esto y esto otro'. Pero algo que nunca dirán sobre mí es que no trabajé. Voy a trabajar", dijo Smith durante la semana sobre su legado.

Smith se refería a una carrera que ha tenido sus momentos sobresalientes y otros que él preferiría olvidar.

Ha liderado a los Panthers en yardas totales por recepciones durante 10 de las últimas 12 temporadas —se perdió 15 partidos en 2004 al quebrarse una pierna— y es el líder de todos los tiempos de la franquicia en número de recepciones, yardas por recepciones y total de anotaciones.

Ha participado en un Super Bowl, dos partidos por el campeonato de la Conferencia Nacional y cinco Pro Bowls.

Pero también ha vivido momentos en los que su formación en las duras zonas marginadas de Los Angeles ha salido a relucir, incluyendo un par de incidentes en los que golpeó a un compañero de equipo —al wide receiver Anthony Bright durante una reunión en la sala de proyecciones de videos del equipo en 2002 y al cornerback Ken Lucas durante una práctica en la pretemporada de 2008.

Smith se ha disculpado por ambos incidentes y ha tratado de pasar la página, aunque sabe que habrá quienes nunca le perdonarán por ese tipo de actos.

Pese a todo, Smith nunca se ha considerado a sí mismo como un elemento con un lugar seguro en la alineación de los Panthers, lo que en parte explica la espina que ha traído clavada por muchos años.

"Llegamos a los entrenamientos de pretemporada con 12 receptores, a veces 13 receptores cada año", dijo Smith. "En 10 años son 120 chicos que han ocupado ese asiento. Sólo unos cuantos de ellos han permanecido y yo soy uno de ellos. No lo digo con afán de alardear. Lo digo porque soy afortunado, tengo suerte".

Smith ha jugado sus 12 temporadas con los Panthers, en las que suma 11.452 yardas por recepciones, la 23er mayor cantidad en la historia de la NFL.

Siendo todavía el principal wide receiver de Carolina y el arma favorita de Cam Newton, y tras una campaña en que atrapó 73 pases para 1.174 yardas, Smith cree que puede seguir jugando un par de años más.

AP