25 de septiembre de 2013 / 01:21 a.m.

Ciudad de México • El secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, recalcó que los daños en el sector agropecuario representan un factor de mercado coyuntural con impacto menor, por lo que es injustificado especular con el abasto y precio de alimentos.

En una gira de trabajo por Sinaloa, aseguró que en coordinación con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alistan mecanismos para evitar que se disparen los precios de alimentos, ante la emergencia por los fenómenos meteorológicos en el país.

Por otra parte, la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informó en un comunicado que la mayoría de las zonas agrícolas con afectaciones por las intensas lluvias que dejó el huracán "Manuel" en Sinaloa se encuentran protegidas con esquemas de aseguramiento ante riesgos climáticos.

Asimismo, explicó que la entidad cuenta con 208 mil hectáreas aseguradas, por lo que los polígonos de las zonas agrícolas afectadas por el fenómeno meteorológico prácticamente tienen coberturas, lo que coadyuvará al restablecimiento de la productividad en el sector.

En el caso de la acuacultura y pesca, se informó que los daños son menores en la parte de la flota camaronera y ribereña; para el tema de acuacultura, se tienen los primeros reportes de siniestros en tres mil 282 hectáreas de granjas de camarón y tilapia, principalmente, con un estimado de alcanzar las cinco mil hectáreas.

Además, en el marco de la reunión del Comité Estatal de Protección Civil, encabezada por el secretario Enrique Martínez y Martínez, el gobernador Mario López Valdez y funcionarios federales y estatales, el titular de la Sagarpa destacó el nivel de coordinación entre las autoridades y la sociedad civil para enfrentar la emergencia.

Sin embargo, adelantó que ante los reportes de daños en la infraestructura hidroagrícola en la entidad, se realizará un trabajo de evaluación y restitución para estar preparados ante el inicio de la siembra del ciclo otoño-invierno, pues las presas se encuentran con una capacidad promedio de 52 por ciento.

Reiteró que el gobierno federal tiene como prioridad atender de manera integral a la población afectada y restituir los servicios básicos para iniciar con las labores de reconstrucción en las zonas dañadas.

NOTIMEX