21 de septiembre de 2013 / 05:07 p.m.

Monterrey • En un contexto donde el país tiene menores perspectivas de crecimiento económico y ya se espera una nueva lista de impuestos, pareciera que la preocupación por cuidar más de los negocios familiares se hace patente hoy más que nunca.

De ahí que los casi 300 asistentes, entre alumnos, emprendedores y empresarios sentados en un salón amplio del Campus Monterrey se dieron cita para escuchar la conferencia Innovar o Morir, a cargo de Salvador Alva Gómez, rector del Sistema Tecnológico de Monterrey.

Fue el rector quien dio inicio al segundo Congreso de Familias Emprendedoras, titulado El valor de nuestra empresa está en la familia, cuando en su conferencia llama la atención a los oídos de los asistentes el reto de tener un diferenciador en el mercado para ser exitoso, pero al mismo tiempo un mensaje de conciencia de que "lo más valioso no cuesta dinero".

"La empresa hoy está amenazada por cambios que se dan todos los días, hoy si no encuentras un diferenciador que puedas identificar y que al menos la ventaja competitiva dure seis meses, tienes un riesgo de morir", dijo en su mensaje el líder, quien por más de 20 años se desempeñó como directivo en la compañía PepsiCo.

En las primeras filas estaban sentados empresarios de edad madura que luego compartirían el testimonio de su empresa, mientras que a sus espaldas, los jóvenes escuchaban atentos.

Alrededor de las 09:00 Alva dijo disfrutar de las cosas más simples, y al hablar sobre su experiencia como director de la refresquera, compartió lo que consideró uno de los problemas de la humanidad: el no contar con un proyecto de vida, para luego terminar realizando lo que la sociedad o familia dicta.

Estas palabras causaron un silencio entre los asistentes, que quizás derivó en muchas preguntas en las mentes de las personas, quienes tal vez acudieron a la charla en busca de estrategias más rentables para su compañía.

"No menos del uno o dos por ciento de la gente hace su proyecto de vida, generalmente hace lo que la gente, sociedad quiere.

"Yo siempre he dicho que elegir un camino es renunciar a muchas cosas. Cuando vemos gente que tiene éxito en la vida no vemos las renuncias que tuvo que hacer, lo e sucede es que nadie se compromete,y lo que viene sucediendo es moverse de acuerdo al río de la vida".

Invitó a los asistentes a reflexionar, pues comentó que la sociedad te enseña a "comprar emociones", y al mismo tiempo vivir encerrados en un "cuadrado".

Cuando lo anterior se aplica a un negocio, es importante tomar en cuenta las necesidades de cada uno, dijo: "Dividan la familia y el negocio, ustedes quieren que la familia sea feliz y que el negocio tenga éxito y son dos mundos totalmente diferentes".

La conferencia cerró con varias preguntas, una de ellas fue: "¿Cuál fue para usted la clave para encontrar la felicidad, o están en proceso de?"; hubo risas, un silencio y la reflexión del líder:

"Para mí las cosas más simples son las cosas a las que les doy más valor en la vida, pero tengo más control de mi vida, te permite controlar muchas cosas y ser dueño de tu destino”.

ALEJANDRA MENDOZA