SANDRA GONZÁLEZ
7 de agosto de 2013 / 05:04 p.m.

Monterrey• Una ex trabajadora del municipio de Monterrey denunció que fue despedida sin justificación y por cuestiones partidistas, y después de siete años de servicio no le quieren pagar su liquidación completa.

Juanita Banda Zamora salió de la oficina de Sandra Pámanes, secretaria del Ayuntamiento, gritando consignas en contra de las autoridades, porque le quieren dar 10 mil pesos como finiquito, lo que considera injusto.

Señaló que laboró siete años como administradora de gimnasios, y al aparecer en una lista, Marcos Mendoza, del Ayuntamiento regio, la despidió.

Ella se identificó como militante panista y dijo haber apoyado en su campaña a Felipe Calderón y a la actual alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes.