ADRIANA ESTHELA FLORES
7 de julio de 2013 / 04:57 p.m.

México • La controversia sobre las demandas de pensión contra el ex presidente de la Suprema Corte Genaro Góngora Pimentel no ha terminado. Esta vez, la ex magistrada Rosalba Becerril, quien también fue pareja de Góngora, advirtió que continuará con la búsqueda de una pensión retroactiva para sus hijos y argumentó que no se trata de envidia: “Busco un trato justo”.

En conferencia de prensa, Becerril afirmó que los abogados del ministro en retiro la buscaron al revelarse que presentó una demanda de pensión alimenticia ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal para sus dos hijos, de 17 y 10 años de edad.

Explicó que los abogados le ofrecieron la pensión que Góngora entrega actualmente a otra de sus ex parejas, Ana María Orozco, y que consiste en 50 mil pesos mensuales, y más de 2 millones de pesos para la adquisición de una casa, un vehículo y un seguro de gastos médicos mayores; sin embargo, Becerril exige la pensión retroactiva.

"Busco lo justo, lo que conforme a la ley es justo, porque a mis hijos los mantuvo en el olvido de manera económica. En cambio, a los otros hijos, desde que nacieron, les dio todas las prestaciones económicas”, dijo.

"No lo puedo tomar en cuenta, porque eso será determinado en el juzgado: la pensión alimenticia de mis hijos es distinta a la pensión alimenticia de la otra pareja. En 17 años, mis hijos no han tenido apoyo económico de su padre”, puntualizó.

También explicó que presentó la demanda de pensión tras enterarse de que existían otros dos hijos de Góngora Pimentel —los del caso Orozco.

"Mi intención jamás fue llegar a esta demanda, pero si tú adviertes de repente, te descubren los medios que hay otra familia —que el padre de tus hijos siempre te negó que había—, pues es evidente que esto fue algo emocionalmente muy grave”, dijo. “Yo no sabía y él siempre me reiteró que no había otra familia, que no había otros hijos".

Al cuestionársele por qué no había exigido antes la pensión para sus hijos, Becerril insistió en que no se trata de envidia, pues su familia cuenta con recursos económicos para apoyarla; lo hizo, dijo, porque la existencia de otra familia afecta la estabilidad emocional de sus hijos.

"Es evidente que se trastoca esa estabilidad emocional y yo creo que, conforme a la ley, los hijos deben recibir el mismo trato; si él le ha aportado a otra familia desde que sus hijos nacieron, incluso, prestaciones adicionales, pues es justo y equitativo el derecho que mis hijos tienen", señaló.

Sin embargo, dijo que ya no quiere que se ventile públicamente este caso. De hecho, solicitó al tribunal que no difunda información sobre su demanda, lo cual fue admitido.

Claves

"Ni abuso ni envidia"

- "Ni es un abuso ni envidia. La posición de mi familia siempre ha sido buena", señaló Rosalba Becerril, ex pareja de Góngora Pimentel.

- Sobre el proceso por el cual el Consejo de la Judicatura Federal decidió no ratificarla en su cargo de magistrada, Becerril afirmó que estuvo “lleno de irregularidades".

- "Yo no soy una delincuente y ya demostré que mi trayectoria fue limpia, transparente", sentenció. "Ya me cansé de tanto agravio, ya basta que se siga denostando mi nombre", dijo en conferencia de prensa.