30 de enero de 2013 / 03:09 p.m.

Monterrey.- Los tres ex empleados del Instituto de Control Vehicular que fueron detenidos en julio del año pasado porque supuestamente realizaban trámites irregulares ganaron un amparo contra el auto de formal prisión que les impuso el juez primero penal de Monterrey y en las próximas semanas podrían recuperar su libertad.

Mario Alberto Medrano, Arnulfo Téllez y Luis Gildardo Pereo Hurtado recibieron la protección de la justicia federal por parte del juez primero de distrito en materia penal.

En su resolución, el juzgador resolvió que la Procuraduría de Justicia en el Estado no había reunido suficientes pruebas para acreditar la responsabilidad de dichos ex empleados estatales que son procesados por delitos cometidos en la custodia de documentos y ejercicio indebido de funciones públicos.

Sin embargo, el agente del Ministerio Público Federal adscrito al juzgado que concedió el amparo, se inconformó con la resolución y solicitó la revisión para que sea verificada por magistrados de un Tribunal Colegiado.

Por ello, el ex delegado del ICV, Arnulfo Téllez, y sus coacusados, quienes se desempeñaban como capturistas, esperan que en las próximas semanas se confirme el amparo que ganaron en primera instancia y que los protege contra las acusaciones que les atribuyen.

Los tres ex empleados del ICV fueron detenidos el 8 de julio del año pasado, después de permanecer arraigados unos días a petición del agente del Ministerio Público que los investigó.

Ese día fueron trasladados al Cereso de Cadereyta, donde actualmente se encuentran recluidos como presuntos responsables de los mencionados delitos, en los cuales incurrieron porque presuntamente hicieron caso omiso a los reglamentos que se les exigían para realizar cualquier tipo de trámite.

REDACCIÓN