11 de julio de 2013 / 11:54 p.m.

Monterrey • Ex agentes de tránsito del municipio de Monterrey pidieron homologación también en los pagos a pensionados y jubilados pues únicamente los que interpusieron una queja ante el Tribunal de Arbitraje recibieron una compensación.

Se trata de un grupo de unos 50 ex elementos que fueron dados de baja hace tres años y medio al no aprobar las pruebas de control y confianza pero a diferencia del otro grupo conformado por un centenar de ex uniformados, ellos aceptaron el trato con municipio.

Actualmente reciben un pago de 4 mil 600 pesos por quincena y piden que se les dé el beneficio que obtuvieron sus compañeros.

Sin embargo, se han acercado con el ayuntamiento y los traen de oficina en oficina, relata Juan Manuel Tamayo Ferman.

"Son prestaciones que ganaron los compañeros que se aventaron tres años en la cuestión, nosotros fuimos al palacio y nos dieron una audiencia pero nos van a traer de oficina en oficina".

"Si la alcaldesa le está exigiendo al gobernador la lana para el municipio cosa que el señor prometió… porque no nos entregan a nosotros el dinero que la secretaria Pamanes prometió", dijo.

Cuando se resolvió el problema para los ex tránsitos quejosos, la secretaria del ayuntamiento, Sandra Pámanes, se comprometió a revisar los casos que se presentaran y otorgarles el beneficio.

Se trata de un aumento de 900 pesos mensuales a la pensión que ya reciben y una compensación de 32 mil pesos aproximadamente por los tres años y medio que llevan recibiendo un pago menor al que les correspondía.

"A nosotros nos jubilaron el mismo día, el mismo mes y el mismo año que a nuestros compañeros pero se ha cometido una injusticia con nosotros porque se nos paga un sueldo que no nos corresponde", señaló Lauro Balderas Álvarez.

Otro de los inconformes, Julio César Muñiz contó que por el antecedente de haber trabajado en tránsito no consiguen un empleo formal por lo que muchos se han ido al comercio informal, de taxistas o simplemente subsistir de la pensión por lo cual un dinero extra lo pelearán.

"Nosotros no nos unimos con nuestros compañeros porque muchos tuvimos que buscarle rápido donde obtener un dinero extra, vendiendo papitas afuera de la casa o de taxistas pero si se comprometieron a resolvernos a todos que de verdad se nos atienda", indicó.

Por lo pronto los afectados esperan que el municipio les dé la compensación de salario que ya obtuvieron sus compañeros.

SANDRA GONZÁLEZ