27 de diciembre de 2013 / 09:59 p.m.

Monterrey.- Un joven resultó con lesiones luego de estrellar su camioneta contra otro vehículo estacionado, derribar un poste y causar daños en otra camioneta que también estaba estacionada frente a un SPA en la zona poniente de Monterrey.

La comandancia de la cruz roja metropolitana informó que el accidente se registró en la avenida Enrique C. Livas y Séptima Zona de la colonia Las Cumbres al poniente de la ciudad, donde fue auxiliado el presunto responsable.

El conductor fue identificado como Andrés Ponce Mijares de 32 años de edad, que resultó con algunos golpes que ameritaron su traslado a un hospital partícula para su valoración médica y descartar alguna herida grave.

Ponce Mijares conducía una camioneta Escape con placas de circulación 459LG de Nuevo León, con la que impacto de manera inicial a una camioneta tipo Estaquitas con matricula RE-61737 que se encontraba estacionada por la avenida Enrique C. Livas, posteriormente se estrella contra el poste y daña la camioneta con placas de circulación RF-06576 de Nuevo León que también se encontraba estacionada.

De acuerdo con la información de los oficiales de vialidad que tomaron conocimiento del accidente, señalaron que el vehículo se desplazaba por la avenida Enrique C. Livas de oriente al poniente, cuando por la velocidad y el pavimento mojado, el joven pierde el control de la unidad, impactando a la primera camioneta estacionada.

Luego del impacto, el vehículo da una voltereta y se proyecta contra el poste de Telmex el cual derriba y posteriormente se impacta contra la otra camioneta, ocasionando severos daños en el cableado a los habitantes de este sector.

El accidente provocó un gran caos vehículos, pero que logro ser controlado por los oficiales de vialidad que abanderaron el accidente para evitar otro percance más ya que los vehículos altos terminaron por derribar los cables de telefonía.

Ahora el responsable del accidente deberá pagar el monto de los daños ocasionados tanto en los vehículos como en la compañía telefónica que daño.

Alberto Vázquez