MARCIAL PASARÓN REYES
27 de mayo de 2013 / 09:34 p.m.

Monterrey.- • Con extrema violencia, dos delincuentes irrumpieron en una carbonera en la colonia Talleres y, con armas de fuego, sometieron a los empleados para después apoderarse de dinero en efectivo.

El asalto fue cometido a las 11:00 horas de este lunes en la empresa de carbón "La Herradura", ubicada en la calle Edison 1112, entre Cristóbal Colón y la vía a Saltillo.

Efectivos de la unidad 765 de Fuerza Civil informaron que el robo fue perpetrado en menos de cinco minutos por dos sujetos que llegaron a pedir trabajo.

La compañía se localiza entre al menos siete empresas, que se encuentran instaladas en el lado poniente de la calle Edison.

La alerta sobre el atraco fue activada y en cuestión de minutos llegaron uniformados de la Policía de Monterrey y agentes de la Policía Ministerial del Estado.

De acuerdo a las investigaciones, se reveló que los delincuentes tenían aspecto de pandilleros y portaban armas de fuego cortas, presuntamente nueve milímetros.

Los desconocidos preguntaron por las oficinas de la empresa, ya que su intención era solicitar trabajo al encargado del mismo.

Luego de que los empleados les permitieron el acceso, los asaltantes llegaron a una oficina que se localiza a 10 metros de la entrada y hacia el lado norte de la construcción.

Al ingresar ambos sacaron las armas de fuego y tras amenazar al comerciante Sergio Alegre, de 42 años de edad, y a su socio Jerónimo Hernández, también de 42 años, los atacaron a cachazos.

De la misma manera, mantuvieron a por los menos a cuatro empleados más, quienes sufrieron golpes en la cabeza al ser atacados con las armas de fuego.

Ambos propietarios fueron obligados a tirarse al suelo, mientras que los sujetos se apoderaban de tres mil 100 pesos en efectivo y un teléfono con valor de cuatro mil pesos.

Al lograr el botín, los dos delincuentes salieron corriendo del lugar y huyeron hacia el interior de la colonia; se desconoce si afuera los esperaba un tercer cómplice.

Los detectives de la Agencia Estatal de Investigaciones trataban de establecer si la empresa contaba con sistema de circuito cerrado de seguridad.

Así mismo, los detectives del grupo de robos de la Policía Ministerial del Estado, entablaron pláticas con los afectados para obtener pistas y dar con el paradero de los delincuentes.

La calle de Edison desde la avenida Colón hacia el norte fue cerrada por unidades de policía, quienes realizaron un fuerte operativo en la zona con la intención de dar con los dos sujetos.