26 de junio de 2013 / 02:38 a.m.

Guerrero • El Congreso local exhortó al gobernador Ángel Aguirre Rivero y a su gabinete de seguridad a establecer la coordinación que se necesite con las instancias federales, para revertir los niveles de violencia que se dispararon en los últimos meses.

En la tribuna de la 60 Legislatura local, el integrante de la fracción parlamentaria del PRI, Omar Jalil Flores Majúl consideró urgente que los tres niveles de gobierno aporten resultados concretos en materia de prevención y persecución del delito.

Indicó que se requiere establecer una ruta viable dentro del sistema de seguridad estatal y procuración de justicia, que permita remontar la inseguridad que prevalece casi en todo el estado.

El presidente de la Comisión Instructora consideró que irrefutablemente, Guerrero registra un incremento en los niveles de inseguridad, así como en el proceso de descomposición de su entramado social.

De acuerdo a varios estudios, indicó que se percibe en la sociedad un ambiente de tensión generada por sucesos que ponen en tela de juicio la fortaleza de los cuerpos de seguridad reconocidos constitucionalmente.

"Hay opiniones de ciudadanos y autoridades que describen que los órganos y cuerpos de seguridad no son los que deben ser, que actualmente se viven condiciones que se pueden interpretarse como incapacidad", destacó.

A estas alturas se vive una situación que podría calificarse como extrema, pues la desconfianza en las instituciones encargadas de garantizar la seguridad pública crece de manera constante.

Prueba de ello, dijo que es el hecho de que ciudades como Chilpancingo y Acapulco ya promuevan la integración de policías comunitarias y grupos de autodefensa, a pesar de que se tienen antecedentes muy negativos de ellas en casos como el de Colombia.

Indirectamente hizo alusión a la gira de trabajo que el gobernador Ángel Aguirre Rivero realiza en los Estados Unidos de Norteamérica (EUA) y destacó: "Mientras dicen en el extranjero que no pasa nada, la realidad está plasmada en algunos titulares de medios de comunicación locales y es otra. La crisis de seguridad pública es evidente y la dilación en su atención solo alentará la descomposición social".

Agregó: "Esta situación requiere la urgente atención completa por parte del ejecutivo en turno, hay que evitar viajes innecesarios que mandan un mensaje de desinterés a la sociedad".

Por eso, en el marco de la división de poderes propuso un exhorto al gobernador y su gabinete de seguridad publica, para que en la medida de lo posible incrementen la coordinación con los cuerpos de seguridad federales, para efecto de que se disminuyan los niveles de inseguridad que se dispararon en los últimos meses en casi todas las regiones de Guerrero.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN