Ricardo Alanís 
22 de junio de 2013 / 10:47 p.m.

 

Monterrey  • Porque en Piedras Negras aún necesitan ayuda, luego de los daños que sufrieron por la tromba de la semana pasada, el municipio de Monterrey exhortó a la población de esta ciudad a apoyar con la aportación de víveres.

Elizabeth Rosas, secretaria de Desarrollo Social de Monterrey, dijo que quienes deseen apoyar pueden acudir al DIF municipal en la colonia Loma Larga, o a la Presidencia Municipal.

“Ya el estado de Nuevo León ha sufrido este tipo de siniestros, en donde la naturaleza no mide estratos sociales, no mide condiciones y que, en ese sentido, todos sabemos que es importantísimo apoyarnos unos con otros en situaciones difíciles como ésta, por eso reitero y felicito a Multimedios por esta convocatoria que hace para sumarnos.

“Hacemos la invitación a todos los regiomontanos a que traigan víveres y traigan apoyos para nuestros hermanos en el DIF que se encuentra en la Loma Larga y también en la Secretaría de Desarrollo Humano que nos encontramos en el segundo piso del Palacio Municipal, en Zaragoza y Ocampo”, declaró.

El viernes de la semana pasada, una fuerte lluvia que se registró durante la noche en Piedras Negras, Coahuila causó el desbordamiento del caudal del río Escondido dejando desolación, pérdidas de viviendas y cuantiosos daños.

La intensa lluvia registró cerca de 50 mil damnificados y casas destruidas, afectando los servicios de agua potable y electricidad, por lo que muchas familias se encuentran alojadas en albergues.

Desde el inicio de esta semana el Patronato Cáritas de Monterrey instaló un centro de acopio de víveres, para enviarlos al municipio de Piedras Negras, Coahuila.

Decenas de personas acudieron a este centro de acopio que se ubica en la sede de esta institución, en la avenida Francisco G. Sada, en la colonia Deportivo Obispado.

A este llamado también respondieron el municipio de Monterrey, y el DIF de Nuevo León. En el caso del primero la aportación fue de 300 colchonetas, 150 pastas para sopa, 50 kilos de frijol, mil botellas de agua purificada, 150 kilos de arroz, 100 latas de atún y 50 latas de elote.

Por su parte, la presidenta del Patronato DIF Nuevo León, Gretta Salinas de Medina, envió 600 despensas, 80 paquetes de desechables, 100 paquetes de limpieza personal y 200 paquetes de toallas sanitarias.