5 de junio de 2013 / 12:14 a.m.

 

Morelos • El Partido Acción Nacional (PAN) acusó al gobernador de Morelos, Graco Ramírez de “intentar adueñarse de las instituciones”, entre ellas el Poder Legislativo y los partidos políticos, en medio de la lucha mediática y política que protagonizan el mandatario estatal y el ex partido en el gobierno, donde la supuesta corrupción de las administración panistas, hecha pública, fue el detonante.

La presidenta estatal del PAN, Norma Alicia Popoca, exigió este martes al mandatario estatal “evite los actos de autoritarismo” y deponga la “campaña de mentiras y denostaciones” que endereza contra el albiazul, sus representantes populares y sus ex gobernadores (2000-2006 y 2006-2012) desde hace unas semanas, desde que el perredista evidenció supuestos actos de corrupción de los ex mandatarios Sergio Estrada Cajigal Ramírez y Marco Antonio Adame Castillo en ocasión de temas como la compra de un helicóptero, la recuperación ilegal de impuestos vía despachos, desviaciones de recursos y la acusación de que el líder parlamentario “compraba” conciencia con maletas de dinero.

Además, el PAN salió a la defensa del aún representante del Poder Ejecutivo ante el Poder Judicial, el ex diputado local y federal panista, Jesús Tallbs Ortega, quien será removido por indicaciones del mandatario estatal, según la dirigencia del blanquiazul, lo cual fue considerado también una “intromisión oficial” a otro poder.

En rueda de prensa, indicó que pese a los señalamientos del perredista contra su coordinador parlamentario y ex secretario de Gobierno, Javier Bolaños Aguilar, el comité estatal consideró que las acusaciones sobre los actos de cohecho que supuestamente realizó, debe probarlos porque no es a través de mentiras como callará las voces de los diputados del PAN, en referencia a los constantes señalamientos que el diputado local hace contra la administración estatal y la reciente solicitud de endeudamiento por casi 5 mil millones de pesos para los 33 municipios del estado y el propio Poder Ejecutivo.

“En Acción Nacional, conocemos la pretensión del gobierno de Graco Ramírez, por apoderarse de estas instituciones, violando el principio constitucional de la división de poderes que debe existir en el estado (…) por lo que reiteramos nuestro respaldo, a las acciones que implementen el coordinador y los diputados del grupo parlamentario de acción nacional”, añadió.

Finalmente dijo que hechos proyectan la vocación autoritaria de Ramírez Garrido “y falta de compromiso al juramento que hiciera de respetar y hacer cumplir la constitución política, actos que la violentan e interfieren con la competencia y soberanía del poder judicial, y pueden ser causales de juicio político en contra del gobernador”, apuntó a líder del blanquiazul.

 — DAVID MONROY