18 de febrero de 2013 / 09:32 p.m.

La diputada Beatriz Zavala asegura que el programa no tiene justificación, pues los 400 municipios que abarca no son los más pobres del país.

 Ciudad de México • El PAN exigió al gobierno federal transparencia en la operación de la Cruzada Nacional contra el Hambre, al denunciar que se trata de un programa que busca beneficios electorales y dejó en claro que el Pacto por México no es un cheque en blanco al Ejecutivo.

"Firmamos combatir la pobreza, pero no vemos que este programa busque combatir la pobreza, conocemos lo que firmamos y por eso deben explicar cómo se va a ejecutar el programa", advirtió la senadora Adriana Dávila.

En conferencia en la sede nacional del PAN, la diputada Beatriz Zavala, ex secretaria de Desarrollo Social denunció que la Cruzada es un programa que no tiene justificación, pues los 400 municipios que abarca, no son los más pobres del país.

"Es un programa que en lugar de combatir la desnutrición busca usar a los más pobres como botín electoral", dijo a su vez, Zavala Peniche, quien dijo que ya solicitó entrevistarse con Rosario Robles para que aclare los programas sociales del gobierno federal.

La ex titular de Sedesol explicó que la Cruzada abarca lugares donde habrá elecciones y más de los 200 de los 400 lugares son competidos, como las tres principales ciudades de Baja California, donde habrá elección de gobernador en julio próximo, así como capitales y municipios con alta concentración de habitantes.

"Nos preocupa mucho y nos ocupa mucho este programa que tiene tintes electorales, es obvio porque no hay transparencia en cómo van a darse los recursos y cuándo", dijo la ex titular de Sedesol.

Señalaron que no hay reglas claras para la aplicación de la Cruzada Nacional contra el Hambre, además de que no se rige con los criterios del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social sobre el número de pobres.

"Resulta más delicado que se decrete que hay flexibilidad en la población objetivo, no hay transparencia en el programa", afirmó la diputada Beatriz Zavala.

Por ejemplo, se excluyeron Mezquitil y Tequila en Jalisco con 40 por ciento de pobreza, lo mismo que Amatán en Chiapas, Batopilas en Chihuahua, Tepehuacán de Guerrero; municipios que padecen pobreza extrema, entre otros.

La senadora Adriana Dávila demandó al presidente Enrique Peña Nieto y a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles que clarifiquen las reglas de operación de la Cruzada y pidió que se revise adecuadamente a los delegados de Sedesol en los estados, porque "obviamente se trata de operadores políticos del PRI", por ejemplo, en Tlaxcala, la ex candidata al Senado, Anabel Avalos. En Puebla y en Oaxaca hay personajes vinculados a ex gobernadores.

Beatriz Zavala acusó que los análisis del PRI han hecho ruido respecto al incremento de la pobreza durante los sexenios del PAN, lo cual rechazó. Dijo que las cifras del Coneval lo sustentan. "Al contrario se abatieron las cifras de pobreza".

Lamentaron la falta de disposición del PRI y del PVEM para que la secretaria de Desarrollo Social compareciera ante el Senado, sin embargo no ha habido voluntad para explicar las dudas que ha generado la Cruzada.

LILIANA PADILLA