15 de abril de 2013 / 01:23 a.m.

Monterrey.- • Diputados federales y locales de Acción Nacional exigieron al gobernador que de una vez por todas acelere el “tortuguismo” de la Federación por emitir la declaratoria de desastre natural a causa de la sequía en la zona rural de Nuevo León, luego de que este trámite se aprobara por el Gobierno federal en Colima.

El diputado federal Martín López Cisneros señaló que la visita de este viernes por parte del titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez, fue solamente para calentar motores, pues la urgencia de la declaratoria de desastre no puede esperar.

Para ello, expuso que el Gobierno estatal no ha hecho lo propio para que la Federación pueda extender esta declaratoria, caso contrario al de Colima, en donde se aprobó la declaratoria para los municipios de Tecomán, Armería, Coquimatlán y Manzanillo, desde el pasado 19 de marzo y a solo dos semanas de entregar la solicitud por parte del Gobierno estatal de Colima.

“"Creo que su visita fue meramente de cortesía. Vemos que Sagarpa actúa con tortuguismo y burocracia en el tema de la sequía. Vemos que no se estableció el programa emergente de parte del Gobierno federal en el caso de Nuevo León y Tamaulipas y vemos con tristeza que, para otros estados como Colima, ya se dio la declaratoria de sequía de emergencia el 19 de marzo"”, afirmó.

Por su parte, el diputado federal Alfonso Robledo expuso que si lo que se está aguardando es la visita del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y pactada extraoficialmente para el próximo martes, para que sea el mismo Ejecutivo federal quien dé la noticia de la declaratoria, sería un hecho perverso, pues se está perdiendo tiempo preciado para el sector agropecuario de la entidad.

“Respecto al tema de si esperamos a que el presidente sea quien declare la emergencia o, finalmente, dé el grito de emergencia en el estado, a nosotros nos parece muy perverso; ese tema de que mientras en el estado estamos perdiendo ganado y oportunidades para el desarrollo de esa región, que mientras en el sur del estado están pidiendo pipas de agua para tomar agua, ya ni siquiera para el ganado, aquí estamos esperando al señor presidente para que él se luzca”, aseguró.

Por otra parte, la diputada local Imelda Alejandro mencionó que hay una estrategia de parte de los grandes ranchos ganaderos y el Gobierno federal para detener por unos días la declaratoria de desastre por la sequía, presuntamente para que los ganaderos minoritarios tengan que vender baratos sus hatos.

Con ello, expuso que los beneficiarios serían los grandes ganaderos, pues la declaratoria se aprobaría cuando la mayor parte de las cabezas de ganado estén en su poder, recibiendo el apoyo del Gobierno federal.

ISRAEL SANTACRUZ