16 de julio de 2013 / 01:58 p.m.

Veracruz• El caso de una joven educadora de Xalapa detenida en el aeropuerto de la Ciudad de México por narcotráfico generó revuelo en las redes sociales y motivó una protesta.

Se trata de Ángel de María Soto Zárate, a quien se acusa de tráfico de drogas. Por ello lanzaron la campaña #liberÁDMe en redes sociales para exigir su liberación.

En Facebook, la cuenta LiberÁDMe fue abierta este domingo y lleva más de 4 mil 350 “likes”. Ahí explican el caso de la chica, que el 11 de julio pasado viajaba a Río de Janeiro, Brasil, para participar en la Jornada Mundial de la Juventud.

Sin embargo, en Lima, Perú, el pasaporte de Ángel de María fue robado y tuvo que regresar a México. El sábado 13 de julio, en el aeropuerto del DF, fue detenida porque presuntamente llevaba sustancias ilegales en su maleta.

Pese a que la joven argumentó que la obligaron a recibir una maleta que no era suya, porque estaba documentada a su nombre, fue arrestada y se abrió la averiguación previa PGR/DDF/SZC/AIM/375/2013-07.

Tras rendir declaración, la educadora fue trasladada al reclusorio de alta seguridad en Nayarit, como presunta responsable del delito de narcotráfico.

Por tal motivo, la Comunidad Incienso de Dios, de Xalapa, y el Centro Integral para el Desarrollo de la Familia AC pidieron mediante una carta aclarar el asunto y frenar “una injusticia”.

En tanto, 300 personas, entre amigos y familiares, se reunieron ayer en el parque Juárez pedir ayuda. Reyna Lira Rojas, compañera de la acusada, indicó que la maestra fue víctima del robo de su pasaporte.

Porque de otra manera, señaló, no se explican cómo es que llegó a sus manos una maleta que contenía droga y que rápidamente la inculparan del narcotráfico.

“En Lima, Perú, le dan un tiquet para recoger una maleta que al recibirla no concuerda con la que ella llevaba, aun así le exigen que la tome aunque ella dice que no es suya. La gente del aeropuerto le dice que ya encontraron su maleta, la hacen ir a otro lugar y ahí la detienen”, narró.

Ángel de María, de 23 años, iba acompañada de una amiga. Al notar que se le había perdido el pasaporte, pidió apoyo al cónsul mexicano en ese país, quien le recomendó regresar a México con un pasaporte provisional, pero al llegar fue detenida.

La ex titular del Instituto Veracruzano de la Mujer, Martha Mendoza, dijo que este caso es una muestra de que en ocasiones la procuraduría “utiliza a gente inocente para justificar su trabajo”.

ISABEL ZAMUDIO