19 de junio de 2013 / 10:51 p.m.

Oaxaca • Familiares de presos acusados de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario, anunciaron que instalarán un plantón frente a la sede del penal federal de alta seguridad de Mengolí de Morelos, para exigir un mejor trato a los indiciados.

Anunciaron también que junto con organizaciones sociales y de derechos humanos conformarán una brigada de acompañamiento para trasladarse a dicho reclusorio, y conocer el estado en el que se encuentran los reos, ya que desde su traslado, ocurrido el pasado 7 de junio, no se les ha permitido la visita familiar.

Tony, Lizbeth Luna Enríquez, José García y Ericka Sebastián, hijo de Agustín Luna Valencia, ex alcalde del municipio de San Agustín Loxicha, y Abraham García Ramírez y Érica Sebastián Ramírez, esta ultima hija de Álvaro Sebastián Vicente, sostienen que los internos están incomunicados y sujetos a las peores torturas físicas y psicológicas.

Álvaro Sebastián, Justino Hernández José, Eleuterio Hernández García, Agustín Luna Valencia, Abraham García Ramírez y Fortino Enríquez Hernández, fueron sentenciados a 23 y 31 años de prisión, por homicidio, terrorismo, conspiración, rebelión y acopio de armas, además de acusarlos de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario y responsabilizarlos del ataque en 1996 a puestos militares y policiacos en La Crucecita, Huatulco.

Ericka Sebastián Ramírez acusó que el traslado de su padre de un penal de mediana seguridad a uno de alta y extrema seguridad, representa una violación franca a los derechos humanos y al proceso penal que enfrenta su progenitor.

Añadió que al ser trasladados, los reclusos dejaron en sus celdas artículos personales, dinero y libros, motivo por el cual sospechan que la salida de la Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel y el consecuente traslado se suscitó en condiciones de irregularidad.

ÓSCAR RODRÍGUEZ