22 de enero de 2013 / 01:28 a.m.

Organizaciones de derechos humanos piden sean endurecidas las leyes locales con una eficaz persecución de los implicados. En el estado durante los últimos dos años se han registrado 173 feminicidios.

 Oaxaca • Organizaciones de derechos humanos feministas, emplazaron al gobierno de Gabino Cué para que antes de tres meses ponga fin a la impunidad y a la violencia de género desatada en los últimos dos años cuando se han registrado 173 feminicidios, 2 mil 900 casos de violencia intrafamiliar y se han identificado 49 mujeres desaparecidas.

Exigen que haya un endurecimiento de las leyes locales, con una eficaz persecución de los implicados, además de que demandaron que se generen políticas públicas de prevención y de reeducación de los agresores.

Al presentar el informe ciudadano “¡justicia Ya!, feminicidio y violencia contra las mujeres en Oaxaca, a dos años de la alternancia”, sostienen que los crímenes cometidos contra la mujeres superan los registrados en el último año de mandato del ex gobernador priista Ulises Ruiz cuando se habían documentado 115 homicidios.

De 173 feminicidios reportado en los últimos dos años, (2011 y 2012), 45 fueron cometidos en contra de amas de casa de entre 21 y 40 años de edad y donde los implicados han sido sus parejas sentimentales en muchos de los casos.

Refieren que la mayor parte de los casos se han identificado en la zona de Valles Centrales, donde hay más de 49 asesinatos siguiendo la región de la Costa y la Mixteca.

Advierten que la mayor parte de las víctimas han sido asesinadas con crueldad excesiva, por que han sido mutiladas, torturadas, estranguladas, degolladas y abusadas sexualmente.

En cuanto a la violencia intrafamiliar, argumentan que esta presenta cifras alarmantes, hay identificado poco mas de 2 mil 90 casos, refiriendo que hay un subregistro por que muchos casos las victimas no acuden a denunciar a su atacante por vergüenza o temor.

Agregan que en estos hechos se ha reportado un notorio crecimiento en los casos de abuso sexual en contra de las hijas de las víctimas de violencia intrafamiliar y psicológica, por parte de los padres tutores y padrastros.

Agregan que de estos últimos casos 222 mujeres buscaran el suicidio luego de ser vejadas y atacadas por sus propios consanguíneos o los esposos de sus madres.

Denunciaron que hay deficiencias por parte de la Procuraduría de Justicia estatal para dictar medidas de protección a la victimas que viven atemorizadas.

Los organismos de derechos humanos recriminaron que haya una justicia lenta contra los implicados en estos delitos, por que solo hay 172 indiciados, 226 órdenes de aprensiones no ejecutadas y solo 6 sentencias generadas en dos años de universo de 3 mil presuntos responsables.

Violaciones

En el informe presentado por diferentes organizaciones de derechos humanos y feministas se reporto que en los últimos dos años se ha registrado un total de 50 violaciones.

Refieren que de estos ultrajes se han reportado 31 embarazos, advirtiendo que la mayor parte de los casos las victimas no han podido interrumpirlos, por las autoridades se han negado a permitirlos.

Denuncia de 50 implicados en violaciones solo 22 han sido detenido y 11 han sido sentenciados.

Violencia Obstétrica

Las organizaciones de derechos humanos denunciaron que hace falta en Oaxaca una ley que regula y combate la violencia obstétrica, acusando al secretario de salud estatal Germán Tenorio Vasconcelos de ser el principal opositor de la reforma.

Advierten que en clínicas privadas se obligan a las mujeres a someterse a cesáreas para desviar los recursos del seguro popular, también denuncian campañas de esterilización rural y denunciaron un alza en el número de casos de muerte materna.

Desapariciones

En cuanto al número de mujeres desaparecidas, revelan que hay un registro de 49 casos, la mayor parte mujeres de la zona de los Valles Centrales menores de 21 años de edad.

Yesica Sánchez Maya presidenta del Consorcio Parlamentario para el Dialogo y la Equidad de Género en Oaxaca, dijo que con el informe se busca interpelar al gobierno de la alternancia, exigirle que pongan orden, y se corrijan los lagunas legales que permitan la impunidad hacia los responsables de la violencia de género en Oaxaca.

“Estamos en números rojos, Oaxaca no está lejos de tener las cifras de un Ciudad Juárez, dada la cultura machista, misógina que hay dentro de las instituciones para privilegiar la impunidad a favor de los implicados en la agresiones en contra de mujeres”.

OSCAR RODRÍGUEZ