Sandra González
16 de diciembre de 2013 / 06:43 p.m.

 

San Pedro.- Organismos intermedios e iniciativa privada, pidieron seriedad a la Procuraduría General de Justicia en Nuevo León para enfrentar el delito de extorsión que incrementó un 32 por ciento en comparación con el año pasado, contabilizando 258 denuncias.

 

El aumento es considerable comparado con los años más violentos en la entidad, pues en 2010 se presentaron 51 denuncias y en 2011 hubo 61.

 

Durante la rueda de prensa para dar a conocer la incidencia delictiva en noviembre de 2013, José Mario Garza Benavides, director de Coparmex dijo que se encuentran preocupados porque ciertas modalidades de secuestro se califiquen como extorsiones por parte de la Procuraduría.

 

También cuestionó que las autoridades adjudiquen el alza en extorsiones telefónicas a los internos de penales de otros estados, sin tomar medidas contundentes.

 

"De ninguna manera (se justifica), yo creo que esto de las llamadas de los penales es algo que se ha venido manifestando y ha ido de manera histórica. Es inadmisible que en los penales no exista una política para eliminar el flujo de celulares o también de establecer los mecanismos para que los mismos no puedan ser utilizados dentro del penal, esto nos hace pensar que no hay la voluntad política de erradicar en esos estados este tipo de delitos dada la proliferación de los mismos", dijo.

 

Añadió que las autoridades deben contar con dispositivos para bloquear la señal telefónica en los reclusorios "como lo hacen inclusive algunas iglesias".

 

Al ser la entidad que más ha crecido en este delito, los representantes ciudadanos pidieron a las autoridades redoblar esfuerzos y a los ciudadanos a que denuncien cualquier delito.

 

Tarea pendiente en robos a casas habitación y violencia familiar

 

El municipio de San Pedro volvió a ser señalado en materia de seguridad, pues concentró durante este año la mayor parte de denuncias en robo a casas habitación con una tasa de 193 robos cada 100 mil habitantes.

 

Le siguen San Nicolás y Guadalupe con 158 y 142 robos respectivamente mientras que a nivel estatal la tasa se ubica en 83 robos por cada 100 mil habitantes.

 

En comparación con 2012 este tipo de delito va un nueve por ciento arriba, informó Sandrine Molinard del Consejo Cívico de las Instituciones.

 

"Varios municipios han tenido problemas para disminuir en particular el robo a casa, en los demás delitos han ido mejorando bastante y para el 2014 tienen como su unidad de trabajo y hacer nuevas estrategias", señaló.

 

También se hizo un llamado urgente para atender la violencia familiar que está en índices récord, con casi 11 mil denuncias por cada 100 mil habitantes.

En cuanto a los delitos como robos, homicidios y secuestros se hizo un reconocimiento por el avance que han tenido municipios y estado.