20 de marzo de 2013 / 02:30 a.m.

El secretario de esa dependencia, Javier Aluni Montes lamentó la forma en que se manejó a nivel nacional la información relacionada con la ausencia de spring breakers.

 Guerrero • El secretario de Turismo del gobierno de Guerrero, Javier Aluni Montes sostuvo que hay gente que tiene muy mala fe al puerto de Acapulco, de ahí la campaña de descrédito que se ha generado en contra de dicho destino de playa en las últimas semanas.

Aluni Montes lamentó la forma en que se manejó a nivel nacional la información relacionada con la ausencia de spring breakers en el puerto de Acapulco desde hace ya más de tres años.

Mencionó que hubo información relacionada sobre el tema entre el 15 y el 18 de febrero, sin embargo la nota se dio a conocer de maneta reciclada la semana pasada a través de una agencia noticiosa reconocida a nivel nacional.

Indicó que la difusión de dicha información refleja mala fe, “o al menos que pensemos que se les traspapeló y hasta este día lo encontraron y lo pusieron”.

Lo mismo ocurrió con el manejo que se dio a la nota sobre el ataque sexual cometido en contra de seis turistas españolas, lo que tuvo repercusiones muy serias contra el puerto.

“Sabemos que ayer (lunes) hubo un problema con una persona coreana en la zona del caribe, pero no es la misma difusión que se da al asunto, también que hubo una balacera y mataron a cierto número de personas, pero va a ocurrir lo mismo”, reprochó.

Indicó que sin justificarse, puede entenderse el que Acapulco sea objeto de ataques constantes.

“Nosotros somos un destino que tiene más de 50 mil habitaciones y por lo menos 18 mil casas o condominios, una gran infraestructura para los visitantes”, indicó.

Para los casi 22 millones de habitantes que tiene el Distrito Federal (DF), mencionó que la sola mención de Acapulco representa un destino potencial en cuanto a esparcimiento se refiere.

Por ese motivo indicó que existen gentes que le tienen muy mala fe al puerto, por eso manifestó la determinación de abrir los espacios que sean necesarios para revertir la difusión de información negativa, con la intención de generar más confianza en los visitantes.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN