8 de marzo de 2013 / 04:40 p.m.

La judoka Vanessa Zambotti consideró que en la actualidad la deportista mexicana es respetada y admirada por la población y esta situación podría "abrir las puertas" para que haya una equidad real entre hombres y mujeres. "Creo que la imagen de mujer triunfadora a nivel internacional ha hecho que se cambie la imagen y la perspectiva de la mujer", declaró en entrevista con Motivo del Día Internacional de la Mujer la atleta que ha participado en tres ocasiones en Juegos Olímpicos. Señaló además que el éxito de las féminas en el campo deportivo en los años recientes y su incursión en disciplinas que eran únicas de los hombres, se debe a un cambio generacional y a que hay menos represión hacia las féminas. La medallista de los Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007 y de Guadalajara 2011, consideró que la mujer mexicana "ha venido de menos a más" para ganar protagonismo en el deporte nacional e internacional. "Este éxito de las mujeres en el deporte se debe más a que estamos viviendo un cambio generacional, que ya no hay tanta represión hacia la mujer, además de que tenemos libertad de practicar otros deportes en los que hace 20 o 25 años había un reducido número de mujeres", declaró. No obstante, indicó que en esta situación también interviene "el deseo que tiene la mujer por sobresalir, por estar entre las mejores del mundo, porque tiene una mentalidad muy fuerte que le permite superar cualquier obstáculo". En ese sentido, subrayó que el coraje que ha mostrado en tiempos recientes la mujer mexicana le ha permitido sobreponerse a muchas vicisitudes, incluso consideró que "estar encadenadas, presas a todas esas situaciones es lo que nos ha empujado a destacar internacionalmente". Desafortunadamente, reconoció Zambotti Barreto, en nuestro país abunda todavía el machismo, la misoginia, elementos que hemos tenido que ir superando con el paso del tiempo. Por otra parte, la chihuahuense compartió que su "heroína", quien la impulsó a meterse de lleno en el deporte, fue la pesista mexiquense Soraya Jiménez, quien obtuvo la presea dorada en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. "Después de ella vinieron otras grandes deportistas como Ana Gabriela Guevara en el atletismo, Paola Espinoza en los clavados, María del Rosario Espinoza en el taekwondo" señaló la judoka, quien también recordó que fue una mexicana, Enriqueta Basilio, quien en 1968 se convirtió en la primera mujer en encender un pebetero olímpico.

Notimex