10 de octubre de 2013 / 02:02 a.m.

El mexicano Juan Manuel Márquez apuesta a su experiencia en peleas de título mundial y a la preparación que realizó para desafiar este sábado al estadounidense Timothy Bradley, por el campeonato mundial de peso welter.

"La experiencia cuenta mucho en este tipo de combates, pero con el respaldo de una gran condición física. Entrené fuerte y eso me da confianza en vencer a Bradley", comentó Juan Manuel.

El primer título que conquistó Juan Manuel Márquez fue el Pluma de la Federación Internacional de Boxeo, cuando se impuso a Manuel "Mantecas" Medina y después obtuvo el cetro Superpluma del CMB, al derrotar a Marco Antonio Barrera.

En su anterior salida al ring, el capitalino aplicó un nocaut al filipino Manny Pacquiao, en diciembre, y su nuevo reto se llama Timothy Bradley, reconocido monarca mundial de gran velocidad en su golpeo y desplazamientos.

"Mi nuevo reto es un gran peleador como lo demostró ante el ruso Ruslan Provodnikov, ante quien Bradley mostró mucho corazón, pero si a mí se me presenta esa oportunidad, buscaré la forma de noquearlo", señaló.

"Me preparé muy bien para esta pelea, siempre he dejado todo en el ring, busco a como dé lugar la victoria, (el sábado) no será la excepción, vengo a buscar ese quinto título mundial; independientemente de mi rival, buscaré la pelea, dejaré todo en el ring y a buscar ese triunfo con un gran espectáculo hacia la gente".

En un pronóstico de la pelea consideró que "no creo que Bradley venga a correr, saldrá agresivo, será una guerra de estrategias, pero si quiere intercambiar golpes, lo haremos, si quiere boxear, podemos hacerlo, si apuesta a su velocidad, también vengo rápido".

Acerca del jurado integrado por Glenn Feldman, Patricia Morse Jarman y Robert Hoyle, el capitalino dijo que espera que hagan su trabajo con honestidad y ética, para evitar discutidos y polémicos resultados, como los que se han presentado en últimas peleas en Las Vegas.

También espera una buena labor del réferi Robert Byrd, "en ocasiones Bradley es sucio, es marrullero, lanza golpes prohibidos, por lo que el réferi deberá estar atento y evitar golpes antirreglamentarios", acusó.

UN ‘MALENTENDIDO’ CON HACIENDA

Sobre un supuesto adeudo con la Secretaría de Hacienda de varios millones de pesos, Márquez comentó que está concentrado en esta pelea contra Timothy Bradley, "no me quita el sueño, hay un malentendido, llegaré concentrado y cuando regrese a México arreglaré lo pendiente".

De los exámenes antidoping exigidos por la Comisión Atlética de Nevada, dijo que aceptó para que se despejen dudas de su pelea contra Manny Pacquiao: "Soy un peleador limpio, que le gusta entrenar" y admitió que su preparador físico, Ángel Heredia, cometió errores antes.

Redacción