30 de diciembre de 2013 / 04:34 p.m.

Monterrey.- El oído de un perro es 20 por ciento más sensible que el de un humano, por lo cual el estallido de cohetes provoca que se asusten y corran despavoridos.

El director del Centro Antirrábico de Monterrey, Raúl García Martínez explicó que si un perro sale asustado de su hogar no dejará huella o marcará territorio, por lo cual es poco probable que sepa cómo regresar; la calle será su destino.

Actualmente no hay operativos para recoger perros de la calle, así que no hay muchas posibilidades de que encuentre a su mascota en una perrera municipal.

Algunas recomendaciones para cuidar a sus mascotas es mantenerlos dentro de su casa, para mayor protección, y lo importante que esté identificado con una placa.

Redacción