7 de marzo de 2013 / 02:55 p.m.

Las mil y una máscaras de la lucha libre en México son mostradas en la exposición "Lucha Libre, una historia jamás contada", que ayer tuvo al luchador Mil Máscaras como su padrino de lujo y que abrió en el Museo Noreste.

Ahí, el veterano y experimentado peleador aseguró que no piensa en el retiro y reconoció que la lucha está pasando por un buen momento, aunque tiene sus altibajos.

Mil Máscaras vistió elegantemente y habló prácticamente de todos los temas con los representantes de los medios de comunicación de Nuevo León, antes de entablar un diálogo con cientos de personas y admiradores de la lucha libre y de inaugurar la vasta exposición.

Durante su plática con los aficionados, Mil Máscaras habló del por qué nunca compitió en Juegos Olímpicos por México, de la primera oportunidad en la México y otras tantas historias que forman parte de su vida.

Jóvenes, mujeres y adultos de la tercera edad escucharon atentos las historias que el exitoso luchador platicaba con esmero.

En los estantes y pasillos del MUNE se pueden ver desde ayer y hasta el 30 de junio próximo las máscaras, trajes, carteles y otros instrumentos utilizados por las figuras mexicanas del pancracio.

Así, el elegante traje de Blue Demon, la figura de Aluche, el traje charro de Mil Máscaras y las máscaras de varias figuras expuestas en el encordado forman parte del repertorio que los amantes a la lucha libre podrán disfrutar.

Además de los tradicionales cuadriláteros con los que inician tantas y tantas historias de los pequeños, así como de las figuras de plástico de los luchadores.

Aunque la figura principal fue Mil Máscaras hubo otros peleadores que se dieron cita y que ayudaron a que la apertura de la exposición fuera un éxito.

Martha Cedillo