27 de marzo de 2013 / 01:55 a.m.

Monterrey.- • Pese al evidente conflicto de intereses que representa, el exdirector jurídico de la Secretaría de Desarrollo Urbano en Monterrey, Mario Moreno, reapareció como asesor de los casinos en la lucha legal que mantienen contra la administración regiomontana y, específicamente, la citada dependencia.

Fuentes del gobierno municipal confirmaron que el exfuncionario fue visto esta semana en el Palacio de Monterrey, aunque no ingresó a ninguna de las oficinas, acompañando a personas ligadas a las casas de apuestas.

Ayer, al ser cuestionada sobre este hecho, la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, acusó un evidente conflicto de intereses en este caso.

“Yo creo que, efectivamente, habría un señalamiento muy claro acerca de la actuación posterior que pueda tener un funcionario en ese sentido, pero lo más importante aquí es que, independientemente de eso, la administración lleva una defensa legal clara, contundente, acerca de cada una de las actuaciones que hemos realizado”, indicó la funcionaria municipal.

La Ley de Responsabilidades para los Servidores Públicos de Nuevo León establece que los funcionarios deberán “abstenerse de utilizar información que posea por razón de su empleo, cargo o comisión, sea o no materia de sus funciones, y que no sea del conocimiento público para realizar por sí o por interpósita persona cualquier acto que le produzca un beneficio económico”.

Esta prevención, refiere uno de los apartados del artículo 50, es aplicable al servidor público hasta un año después de que se haya retirado del empleo.

El incumplimiento de este apartado genera la promoción de un juicio de responsabilidad administrativa, según se establece en el artículo 51 de la citada normativa.

Pámanes sostuvo que la defensa legal de la administración regiomontana para mantener el cierre de casinos continuará sin importar quién colabore con ellos para asesorarlos.

“Desconozco esta información que ustedes señalan, no estoy enterada de quién sea el equipo de colaboradores o de apoyo que tengan estos empresarios, sin embargo, independientemente de eso, la administración está haciendo su trabajo.

“Estamos seguros de que la integración de cada uno de los expedientes y la actuación ha sido apegada a derecho y sobre eso, simplemente, es lo que nos corresponde hacer, independientemente de quién sea, quién asesore o esté apoyando a los dueños de esos establecimientos”, mencionó.

Moreno era conocido en su época de director jurídico de la Secretaría de Desarrollo Urbano como un funcionario de línea dura contra los negocios que operaban fuera de la legalidad.

Su salida de la dependencia se concretó con el cambio de administración, confirmaron fuentes cercanas a la administración.

LUIS GARCÍA