8 de enero de 2013 / 11:41 p.m.

El fiscalista Héctor Nava Ramos, advirtió a quienes acceden a este tipo de facturas a tener mucho cuidado con las transiciones comerciales que se realizan en estos días, ya que no serán deducibles de impuestos para la declaración anual.

Tras no alcanzar a tramitar su firma electrónica, muchos negocios siguen aún dando facturas impresas con la cédula fiscal, mismas que no serán deducibles para quienes las reciben, por esta razón, el fiscalista Héctor Nava Ramos, advirtió a los accedentes tener mucho cuidado con las transiciones comerciales que se realizan en estos días.

Las largas filas que se han formado en las oficinas del Sistema de Administración Tributaria en esta semana, dan una idea de cuántos contribuyentes no cuentan aún con su factura electrónica o su Código de Barras Bidimensional, y sin embargo siguen trabajando.

Esto significa que deben seguir expidiendo facturas para sus clientes, pero no serán válidas cuando se presenten declaraciones, y esto causará pérdidas en los negocios, explicó Nava Ramos, quien comentó que estarán dando cursos para asesorar gratuitamente cómo manejar las nuevas facturas y qué facturas deben rechazarse, a fin de evitar pérdidas.

Francisco Zúñiga