— REDACCIÓN
15 de enero de 2013 / 01:42 p.m.

Monterrey  Padres de familia se vieron envueltos en una situación incomoda tras recibir una llamada telefónica donde les pedían rescate por sus hijos a quienes presuntamente se les había privado de la libertad al “sacarlos” de una guardería de la Sedesol, ubicada en Barrio Antiguo, en Monterrey.

Los hechos sucedieron alrededor de las 14:30 horas de lunes, cuando la mamá de un pequeño de tres años platicó que había recibido la llamada a su trabajo y posteriormente a su celular donde un sujeto le solicitaba 150 mil pesos a cambio de la libertad del menor.

La madre a quien por seguridad llamaremos Flor, contó que luego de recibir más de siete llamadas, le habló la encargada de la guardería y le dijo que los pequeños estaban bien, pero los había sacado de la estancia tras recibir también el presunto intento de extorsión.

Aparentemente los 20 niños fueron llevados a un restaurante de la avenida Garza Sada en la zona sur de la ciudad, lugar hasta el que acudió el esposo de esta madre de familia.

Más tarde Flor llegó a la guardería llamada Tortuga Azul, ubicada en la calle Allende, entre Mina y Valentín Gómez Farías en busca de una respuesta del por qué los pequeños habían sido sacados.

“Lo más raro que se me hizo es que llamaron a los padres de familia que estamos afiliados a la Sedesol, era un número raro como de México”, dijo la señora.

Hasta la estancia infantil se dio cita la policía municipal e incluso llegó la delegada de la Sedesol, Silvia Nancy García.

Las investigaciones del caso quedarán en manos de la Procuraduría General de Justicia del Estado para esclarecer estos hechos.